Público
Público

Jordi Viladoms gana la etapa del desierto de Atacama del Dakar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El piloto español Jordi Viladoms ganó el martes la décima etapa del Rally Dakar en motos en un recorrido que se internó por el desierto de Atacama y donde el español Marc Coma logró mantenerse como líder de la clasificación general pese a su sexto lugar.

Viladoms dio la sorpresa de la jornada igualando su mejor registro en la competición en 2007, cuando también logró arrebatarle una etapa a los favoritos.

El piloto del equipo KTM Repsol se adjudicó el tramo Copiapó-Copiapó con un tiempo de 06:35:26 horas, lo que le permitió ascender desde la quinta a la cuarta posición en la clasificación general.

El francés Alain Duclos finalizó segundo a 01:06 minutos, mientras que el portugués Helder Rodríguez fue tercero, a 08:29 minutos.

El también francés David Casteau, otro de los favoritos antes de la salida, cruzó la meta en cuarto lugar a 08:44 del ganador, precediendo a su compatriota Cyril Despres y a Coma, quienes llegaron a 08:50 y 12:17 minutos de Viladoms, respectivamente.

Despres, campeón del Dakar en 2005 y 2007, y Coma, campeón en 2006, lograron cerca del final reponerse de un error de navegación que los llevó a extraviar la ruta, después de haber encabezado el pelotón hasta aproximarse al kilómetro 500 de la especial de la jornada.

Coma lidera la clasificación general, seguido de los franceses David Fretigné y Despres, a 01:24:50 horas y 01:31:11 horas, respectivamente.

El trayecto, que se internó por el corazón del desierto de Atacama, había sido considerado por algunos de los competidores como la que sería la "prueba maldita" de la competición, además por disputarse un martes 13.

Una densa niebla obligó a retrasar la salida por parte de la organización, que además informó la reducción de unos 200 de los 670 kilómetros cronometrados originalmente, debido a lo blanda que estaba la arena.

La reducción del trazado significó la cuarta modificación de una etapa desde que se inició la competición, con lo que se completaron unos 600 kilómetros menos del recorrido estimado en un inicio.