Público
Público

Jorge Lorenzo alegra a más de 4.000 motoristas en la Vuelta a Mallorca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los más de 4.000 motoristas que participan hoy en la 32 edición de la Vuelta Internacional a Mallorca han vivido una convocatoria marcada por la alegría, tras la primera victoria del mallorquín Jorge Lorenzo en la categoría reina de motociclismo, seguida por miles de aficionados en bares y hoteles.

Los motoristas congregados esta mañana en las Avenidas de Palma a las 10.00 horas estaban dispuestos a recorrer la isla de Mallorca como cada año, pero no imaginaban que la jornada iba a estar marcada por un acontecimiento histórico para el motociclismo balear.

"Es increíble", ha afirmado a Efe Jaime López, el vicepresidente del 1/2 Milla Sportclub, organizador de la Vuelta de Mallorca, tras la victoria de Lorenzo.

"Conozco a su padre y a Jorge lo que visto correr de pequeñito", explica López emocionado ante su victoria en el Gran Premio de Estoril (Portugal), en la tercera carrera del campeonato del mundo de MotoGP.

Y es que Lorenzo probó por primera vez una moto de tipo "scooter" a lomos de la de este aficionado mallorquín, cuando el ahora campeón solo tenía cuatro o cinco años.

"El asiento de la moto le llegaba a la mitad de la espalda", recuerda López con emoción.

Los motoristas han seguido la carrera desde bares y hoteles, durante su recorrido por la isla con motivo de esta convocatoria que cada año registra más participantes.

A punto de comer en un hotel de Alcùdia, tras recorrer toda la Sierra de Tramuntana a dos ruedas, López estaba rodeado por unos 200 motoristas con la vista clavada en cuatro pantallas gigantes habilitadas por el establecimiento, en una reunión de aficionados donde se escuchaban los vítores a cada adelantamiento de Lorenzo.

"Ha tenido que ganar Lorenzo para que el motociclismo gane afición, que en los últimos años había perdido emoción", ha afirmado el motorista.

La reacción de los congregados junto a López ha sido de alegría generalizada, aunque, según ha relatado el aficionado, "a alguno le hubiera gustado más que hubiera ganado Pedrosa".

Este motorista recuerda los orígenes del mallorquín, cuando entrenaba con tres años en las minimotos del circuito que su padre, Chicho Lorenzo, entonces socio del club de López, regentaba en Mallorca.

"Parece mentira que un niñito que te hacía gracia ver sobre las motos, ahora haya llegado hasta aquí", afirma.

Los casi 4.500 motoristas participantes en esta Vuelta han salido esta mañana de Palma en dirección a Andratx, tras lo que han recorrido la Sierra de Tramuntana hasta Alcùdia, donde se han parado para comer y a ver la carrera.