Publicado: 06.04.2014 14:25 |Actualizado: 06.04.2014 14:25

"Todos somos José Couso"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 Este martes 8 de abril se cumplen 11 años de la muerte de José Couso, asesinado mientras trabajaba como periodista en la guerra de Irak. Su familia, amigos y compañeros, como cada año, han reivindicado este domingo justicia e investigación para que los culpables no queden impunes. 

"José Couso, crimen de guerra", se escuchaba frente a la embajada estadounidense en Madrid. Cientos de personas se congregaron para pedir justicia junto a su familia, abogado y las actuaciones de Amaral, Samba da Rua y Vetusta Morla, que se han sumado a las reivindicaciones. 

"Nunca hemos hablado sólo de José, hablamos de justicia y libertad de expresión"  "Nunca hemos hablado sólo de José, hablamos de justicia y libertad de expresión" decía David Couso, "11 años de lucha frente a la impunidad en el que ya todos somos Couso". En el acto se han repetido las alusiones al juez Pedraz: "menos mal que hay un juez que demuestra la independencia de los poderes y ese juez se llama Santiago Pedraz. Frente a la modificación de la ley orgánica del Partido Popular, sin ningún apoyo de la oposición, presentó un auto magistral apoyándose en las convenciones de Ginebra que forman parte del ordenamiento jurídico de este país y están supeditadas a las leyes orgánicas para continuar con el caso Couso".

Se han repetido los aplausos y muestras de apoyo durante el acto "no sólo nos toca a nosotros con José, también a vosotros porque nos están quitando la justicia, quieren que nos quedemos en nuestras casas llorando a nuestros muertos, que solo puedan adquirir la defensa de sus familiares los que tienen dinero, por eso un año más os convocamos para que estéis con nosotros" afirmaba David.

Uno de los momentos más emocionantes ha sido cuando Maribel Permuy, madre de José, ha subido, entre aplausos, al improvisado escenario: "Venía muy entera pero al llegar aquí y veros a todas vosotras me han caído las lágrimas". Recordó cuando asistieron a la reunión en el Congreso con diputados del PP: "Les miré a la cara y les pregunté qué pasaría si a mi hijo lo hubiese asesinado ETA, seguro que todos estarían aquí, a mi lado, pero a mi hijo también lo asesinaron terroristas, aunque vestidos de militares estadounidenses" afirmó Permuy, que también destacó el papel del PSOE descubierto por los cables de WikiLeaks, "sólo estuvieron con nosotros como oposición".

"Este es el mayor crimen de guerra contra los periodistas en los últimos tiempos" 

El abogado del caso, Enrique Santiago, ha recalcado que "este es el mayor crimen de guerra contra los periodistas en los últimos tiempos, un hecho que no fue casual, fue un ataque a traición porque el hotel Palestina era el lugar donde EEUU ordenó concentrar a la prensa internacional". El jurista ha recalcado que la fiscalía "se ha convertido en la mayor defensora de los autores del crimen". 

Tanto Samba da Rua, que colabora con los Couso desde el principio, como Amaral y Vetusta Morla han querido mostrar su apoyo a la causa, pedir justicia y defender la libertad de prensa "en España y en todo el mundo".  

Cada vez llegaba más gente, la acera se quedaba pequeña y los policías se vieron obligados a cortar el tráfico en dos carriles. Los gritos aumentaban frente a la embajada de EEUU, especialmente cuando la madre de José Couso nombró a los responsables de la muerte de su hijo: Thomas Gibson, Philip de Camp y Philip Wolford  "ojalá no me muera sin ver sentados (en un tribunal) a los tres asesinos de mi hijo" afirmó Permuy, "mientras pueda pensarte, no habrá olvido y yo a mi querido hijo lo pienso todos los días".