Público
Público

La joven asesinada presuntamente por su pareja será enterrada por el rito evangélico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Aelica D., de 25 años, la joven brasileña asesinada presuntamente a manos de su pareja anoche en Vigo, será enterrada mañana por el rito evangélico, religión que profesa su familia.

El cuerpo de la joven será velado por sus familiares y amigos en el tanatorio vigués y posteriormente recibirá sepultura en el cementerio de Pereiró, previsiblemente mañana martes, según informaron a Efe fuentes de la funeraria.

La autopsia de la joven ya ha sido realizada en el Hospital Nicolás Peña de Vigo, mientras que el presunto autor de su muerte, Manuel D.D.S., de 44 años, permanece todavía en dependencias policiales y previsiblemente pasará mañana a disposición del Juzgado sobre Violencia de la Mujer de Vigo.

El entierro de la joven estará precedido por un culto de la Iglesia Evangélica en el que un pastor predicará y se sucederán distintos cánticos, explicó a Efe uno de los pastores de esa iglesia en Vigo, José María Márquez.

Fuentes policiales confirmaron hoy a Efe que la pareja de la víctima utilizó presuntamente un ladrillo para golpearla fuertemente en la cabeza causándole la muerte.

Esta agresión mortal transcurrió en presencia de los hijos de la pareja, de 3 y 4 años, quienes bajaron a casa de una vecina para pedir ayuda.

Los hechos acaecieron ayer a última hora de la tarde en la casa en la que vivía la víctima con sus padres, hermanos e hijos, en la calle Travesía de Vigo, número 56.

Manuel D.D.S. llevaba en Vigo tan sólo quince días, mientras que ella residía en esta ciudad desde hace dos meses.

El presunto autor de la muerte huyó del lugar del crimen y fue localizado dos horas después, sobre las once de la noche, cuando agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de Vigo lo localizaron en una pizzería en la parroquia viguesa de San Miguel de Oia.

Cuando los agentes lo localizaron en el interior de dicho establecimiento, el presunto homicida se encontraba solo y al percatarse de la presencia policial levantó las manos, dijeron fuentes policiales.

El presidente de la Asociación Brasil de Vigo, Renato Spencer, calificó lo ocurrido con su compatriota como hecho "deplorable" y pidió que se endurezcan las leyes pare este tipo de crímenes de violencia machista.