Público
Público

Un joven debe destinar el 87,6% de su salario a la vivienda

Según el Observatorio Joven de Vivienda, debería ganar como mínimo 3.537 euros al mes para acceder a una vivienda libre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un joven debe ganar como mínimo 3.537 euros mensuales para poder acceder a una vivienda en el mercado libre, según un estudio del Observatorio Joven de Vivienda en España (OBJOVI).

El presidente el Consejo de la Juventud de España, Daniel Lostao, ha dado a conocer hoy estos datos, relativos al tercer trimestre de 2008, en una rueda de prensa celebrada en Oviedo. Lostao ha explicado que se han conseguido estas cifras teniendo en cuenta que una persona no debe destinar más del 30% de su salario para poder adquirir una vivienda o alquilarla.

El informe señala que los ingresos anuales de un joven que pretende estar emancipado deben superar los 42.000 euros para comprar una vivienda sin ningún tipo de protección que alcanza un valor medio en el mercado libre de 206.000 euros.

Una persona joven debe destinar en torno al 87,6% de su salario para poder comprar una vivienda y el 56,3% si pretende acceder a ella en régimen de alquiler.

Los jóvenes de las provincias de Guipúzcoa, Vizcaya, Madrid, Málaga y de las Islas Baleares tienen que realizar 'un mayor esfuerzo' económico que los de Teruel, Cáceres, Ciudad Real y Cuenca a la hora de pretender adquirir una vivienda, ha subrayado Lostao.

La superficie máxima de una vivienda a la que podría acceder un joven destinando para ello el treinta por ciento de su salario es de 34 metros cuadrados en el caso de adquirirla y 41% en caso de alquilarla.

'Cifras escalofriantes', ha subrayado Lostao, que ha asegurado que se está generando 'la imposibilidad de los jóvenes para poder independizarse al no haber muchos pisos de estas características'.

No obstante, ha indicado que ha habido un aumento del 2% en la emancipación de los jóvenes durante este periodo, aunque este número ha descendido cuatro puntos en el margen de edades comprendidas entre los dieciocho y veinticinco años.

Ha achacado esta situación al momento de crisis que se agudizó a finales del año pasado, que trajo la destrucción de empleo sobre el trabajo temporal, que suele ser el que ocupan los jóvenes, lo que está provocando que muchos de ellos hayan tenido que 'recular, volver a sus hogares y buscar otras metas en su vida'.