Público
Público

El joven Rory McIlroy se dispara y García es cuarto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nada es imposible cuando el prodigioso norirlandés Rory Mclroy, de 22 años, airea su talento y dispara "birdies" como si tal cosa, como si con él no fuera el sufrimiento generalizado en el Congressional, sede del Abierto estadounidense que el chico de las pecas y los rizos lidera con 65 golpes (-6).

Seis "birdies" y ocho pares hizo McIlroy. Sencillo resumen. McIlroy hizo hoy fácil lo que para los otros 155 jugadores resultó un galimatías en el inicio del segundo 'Grande' del año, y en un campo serio de veras como el Congressional, a las afueras de Washington (sólo una veintena bajaron del par).

McIlroy, el octavo del mundo, fue hoy un cohete y el español Sergio García comenzó su 48 'major' consecutivo como en sus mejores tiempos.

Por distintos motivos, ambos respiraron hoy tranquilos: McIlroy porque dilapidó en abril el Masters con una ronda final de 80 golpes y García porque se hunde en la lista mundial y no acaba de encadenar cuatro rondas decentes.

McIlroy es ahora líder con 65 golpes, y puede olvidar aquellos 80 que le condenaron en Augusta. En la tabla le siguen, a tres golpes, el coreano Y.E. Yang y el surafricano Charl Schwartzel, el último ganador de la Chaqueta Verde de Augusta.

Sea o no espejismo lo acontecido hoy en el Congressional, McIlroy con sus 65 golpes ha destrozado las intenciones de la USGA de someter a los golfistas en este campo a un duro estrés, especialmente a los europeos. Quizá la lluvia matinal, que suavizó los "greens", tenga también parte de la culpa.

Y en cuanto a García, lo que falta por conocer es si el castellonense será capaz de variar su terrible tendencia este año en el PGA Tour, en donde se ha significado por ser uno de los mejores tras dos rondas. Pero, también, uno de los peores en las dos últimas.

Por si la USGA albergaba aún algún cartucho oculto, McIlroy le regaló al zurdo estadounidense Phil Mickelson, en el día de su cumpleaños número 41, un zurrón de 'birdies'. Ambos jugaron juntos, pero el joven le ganó la partida al veterano que casi le dobla la edad.

Mientras, el local con más tirón mediático se marchaba cabizbajo con +3 (74 golpes). Mickelson comenzó enviando su bola al agua en el primer golpe (le costó un doble 'bogey'), y apenas vio calle desde el 'tee'.

Europa comienza el Abierto estadounidense al mando de las operaciones, con McIlroy y García como puntas de lanza (el español Álvaro Quirós hizo un meritorio uno abajo), a pesar del desastroso inicio de los tres europeos que comandan la lista mundial.

"Si hubiéramos jugado como los primeros tres del mundo habría sido más agradable para el espectador. Pero ninguno ha jugado bien y más o menos conseguimos lo que merecimos", dijo el inglés Lee Westwood, el segundo de la lista mundial que se anotó 75 golpes.

Sus compañeros de partido, el vigente líder mundial, el también inglés Luke Donald, y el tercero, el alemán Martin Kaymer, firmaron ambos unos decepcionantes 74 golpes.