Público
Público

Joyas de Vicente Gracia se expondrán en una muestra de alta joyería de Los Ángeles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las obras del atelier valenciano Vicente Gracia se expondrán a partir del 6 de julio y hasta final de mes en la muestra internacional de alta joyería Barneys New York que se celebra cada verano en su sede en Beverly Hills (Los Ángeles) y que después viajará a Nueva York en septiembre.

Estas piezas exclusivas y hechas a partir de piedras preciosas "en su mayoría raras y joyas en sí mismas, como el ópalo de agua", según indica Gracia, son creadas por su taller en Valencia a partir de diseños inspirados en el mosaico de culturas de la historia valenciana y mediterránea que se rastrea en la Ruta de la Seda.

"La simbología de nuestras obras entronca con tradiciones múltiples de Valencia, España y las culturas mediterráneas, como las tradiciones hebreas, islámicas o cristianas que aprovechamos en nuestro trabajo", explica el atelier a EFE.

Hijo de un orfebre que se estableció en esta ciudad al calor de la joyería vinculada a las fiestas de las Fallas en los años cincuenta, Gracia ha perpetuado y abierto al exterior la tradición familiar, con obras que han llegado a ser seleccionadas por la prestigiosa casa de subastas Christie's.

En esa búsqueda hacia el mercado internacional, Gracia intenta "enfrentarse a las grandes marcas" de joyería a través de "la particularidad y autenticidad del diseño tradicional" que refuerza en su equipo a partir de una figura, según él, "clave y que se está perdiendo" en la orfebrería.

"El dibujante o 'dibuixant', como los valencianos le llamamos, se encargaba de diseñar las joyas en unos dibujos pintados a mano, que acompañaban con poemas e inscripciones que explicaban su significado", apunta Gracia, quien guarda en su taller una colección de estos bocetos hechos por dibujantes a lo largo del siglo pasado y anterior.

Es precisamente ese "trasfondo de significado y simbolismo" el que ha distinguido la identidad de su firma en el mercado internacional, según el atelier, al ser conocidos en Estados Unidos como "los cuentacuentos" de la joyería, por utilizar la alegoría en sus diseños para crear cada pieza.

Ese recurso narrativo será expuesto en Los Ángeles a través de una sus joyas más valiosas, un collar de oro, oro azul, plata y todo tipo de metales, que representa un cuento persa sobre un manantial controlado por un león y en el que si caían los animales, se convertían en piedras preciosas, como muestra la obra.

Otros trabajos como "La tierra enjoyada" recrean el aderezo en forma de racimo de las falleras, joya que se vendió en la subasta de la casa Christie's y que forma parte del catálogo de joyería internacional de "Vogue Gioiello".

Gracia ha seguido también los pasos del arte valenciano y su vinculación con Oriente, así como el estilo de ceramistas como González Martí, con platos "que parecen normales a simple vista, pero que encierran una significación muy profunda y filosófica medieval si estudian con atención", según el atelier.

Dentro de su trabajo en el taller, Gracia también se dedica a la exposición de arte, como la inaugurada esta semana con una veintena de piezas y esculturas procedentes del gótico alemán y pertenecientes a la Colección Nolde de Múnich, salvadas de la quema y la destrucción de la Segunda Guerra Mundial.