Publicado: 07.01.2014 15:57 |Actualizado: 07.01.2014 15:57

JPMorgan Chase pagará 1.700 millones de dólares a las víctimas de Bernard Madoff

Los cargos de los que se le acusan quedarán suspendidos durante dos años mientras la entidad reforma sus disposiciones contra el blanqueo de dinero, admite su responsabilidad y paga esa compensación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

JPMorgan Chase, el mayor banco de Estados Unidos por activos, pagará 1.700 millones de dólares a las víctimas de la estafa piramidal de Bernard Madoff, dentro de un acuerdo con las autoridades estadounidenses, se anunció hoy.

El acuerdo establece que las autoridades federales presentarán dos acusaciones contra el banco por violaciones de la ley de secreto bancario por su relación comercial con Madoff.

Sin embargo, esos cargos quedarán suspendidos durante dos años mientras la entidad reforma sus disposiciones contra el blanqueo de dinero, admite su responsabilidad y paga esa compensación.

El fiscal federal del distrito del sur de Manhattan, en la ciudad de Nueva York, Preet Bharara, ofrecerá más detalles sobre el acuerdo en una conferencia de prensa junto con otros responsables de entidades federales.

El pago de 1.700 millones de dólares es el mayor que se ha impuesto a un banco, y también la mayor sanción aplicada por el Departamento de Justicia por violaciones de la ley de secreto bancario. El acuerdo cerrará la investigación de las autoridades sobre si el banco ignoró el fraude masivo de Bernard Madoff, el más importante de la historia de Estados Unidos.

El pacto entre JPMorgan Chase y la fiscalía federal de Manhattan y los órganos reguladores de Washington incluiría el uso del llamado "acuerdo de acusación diferida", un procedimiento usado muy raramente en el sector financiero de EEUU. Este tipo de acuerdo supone la presentación de cargos pero la suspensión de la inculpación siempre que la parte implicada reconozca los hechos y modifique su conducta.

La investigación, conocida a finales de octubre pasado, se centra en si algunos empleados del banco incumplieron una ley federal que requiere que las entidades financieras comuniquen a las autoridades cualquier actividad sospechosa, ya que JPMorgan Chase era uno de los bancos preferidos por Madoff en sus operaciones.

Madoff, de 75 años, cumple una condena de 150 años de cárcel por la mayor estafa piramidal descubierta en este país, mediante la que atraía a inversores con la promesa de elevados beneficios y por la que según sus propios cálculos llegó a defraudar unos 50.000 millones de dólares durante décadas (36.000 millones de euros).

Detenido en 2008, el financiero se declaró culpable en 2009 de once cargos, y actualmente un tribunal federal de Manhattan juzga a varios de sus antiguos colaboradores por diversos cargos relacionados con su presunto papel en la trama.