Público
Público

Juan Antonio García Casquero, nuevo presidente de la AVT

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Asamblea General de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) ha elegido hoy una nueva Junta Directiva que estará encabezada por Juan Antonio García Casquero, quien sustituye en el cargo de presidente a Francisco José Alcaraz, con la intención de mantener la continuidad en la gestión.

Tras obtener un respaldo mayoritario de los socios de la AVT, Casquero, que encabezaba la única candidatura presentada, ha señalado al finalizar la Asamblea que "si por continuidad se entiende decir no al chantaje de ETA", esa será la línea que mantendrá la asociación.

La nueva Junta Directiva de García Casquero ha obtenido el respaldo mayoritario de los socios de la AVT, que la han apoyado con un 97 por ciento de los votos y poco más del 2 por ciento de abstención, un porcentaje similar al que ha arrojado la votación sobre la gestión de la dirección saliente.

Por su parte, Francisco José Alcaraz, que fue nombrado presidente de la AVT el 12 de junio de 2004 y reelegido el 13 de mayo de 2006, abandonaba emocionado la Asamblea General, en la que ha visto respaldada su gestión de los últimos cuatro años.

Una gestión que ha estado plagada de enfrentamientos con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Con este relevo concluye una etapa en la que Alcaraz ha sido el impulsor de lo que él mismo ha llamado "rebelión cívica" en contra de la negociación con los terroristas y la supuesta "traición" a las víctimas, de la que ha acusado a Zapatero en numerosas ocasiones.

"Me hubiese gustado haber coincidido con un Gobierno que no negociara con los terroristas. Para mí, para las víctimas y para buena parte de la ciudadanía española hubiese sido más fácil", ha apostillado.

De su etapa como presidente de la asociación, según ha dicho, se queda "con los millones de personas que han estado durante todos estos años al lado de las víctimas del terrorismo", lo que, a su juicio, "está muy por encima de los disgustos o de los malos sinsabores que hayan podido pasar".

Su sucesor, el hasta ahora delegado de la AVT en Madrid, que sufrió un atentado perpetrado por ETA en 1992 en Madrid contra una patrulla de la Policía Nacional, ha subrayado que la asociación siempre va a estar "en contra de cualquiera que quiera llegar a una negociación con los asesinos".

Entre los objetivos, ha destacado la atención a las víctimas de la asociación, el darse a conocer "en todo el mundo", así como conseguir que los delitos de terrorismo no prescriban "jamás".

En la nueva Junta Directiva de la AVT, elegida hoy, ostentará la vicepresidencia Ángeles Pedraza, madre de una joven que murió a consecuencia de los atentados del 11-M en 2004.

También forman parte de la nueva dirección Antonio Muñoz, que resultó herido en un atentado de ETA en Guipúzcoa en 1988, y Manuela Lancharro, hermana de un guardia civil asesinado por la organización terrorista en el atentado de la plaza de República Dominicana de Madrid en julio de 1986.

La única que repite, y se mantiene como secretaria general, es Carmen Miranda, cuyo marido -capitán del Ejército de Tierra- fue asesinado por ETA en febrero de 1992 en Madrid.