Público
Público

Juande hace historia en Londres y Torres es ya un héroe en Anfield

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Apenas cuatro meses después de haber irrumpido en Inglaterra, Juande Ramos, el técnico que revitalizó al Sevilla que causó sensación en la Liga Española, ya ha hecho historia en Londres con la conquista de su primer título, la Copa de la Liga, como responsable del Tottenham.

El entrenador español ha dado un vuelco total al conjunto capitalino. Al que cogió con el agua al cuello. Pendiente del descenso de la Premier. Sin rumbo. Lejos de la gloria que disfrutó antaño.

Juande ha resucitado al Tottenham. En tiempo récord le ha acomodado en la competición liguera. En el ecuador de la tabla con tiempo de llegar a Europa. Y le orientó hasta la final de la Copa de la Liga, único título a su alcance cuando llegó. No ha desperdiciado la ocasión el español, que hizo vibrar las gradas de Wembley con el triunfo, en la prórroga, ante el Chelsea, un gigante del fútbol inglés.

Fue un conocido del fútbol español, Jonathan Woodgate, ex madridista, a quién Ramos reclamó el pasado mes de enero, el que logró el tanto del triunfo que culminó una meritoria remontada en el tiempo extra de la final. Y dio, nueve años después, un título a un equipo histórico.

La repercusión que genera la labor de Juande Ramos sólo es comparable a la que genera en Liverpool Fernando Torres. El español tira del conjunto de Rafael Benítez. Firmó un 'hat trick' el sábado que supuso el triunfo de los "reds" y su regreso a la cuarta plaza, de la Liga de Campeones.

Con este triplete, Torres confirma su condición de héroe en Anfield. Acumula veintiún tantos durante esta campaña. Quince de ellos logrados en la Premier, al acecho del portugués Cristiano Ronaldo (Manchester United), que lleva veintiuno. El español es el máximo goleador del Liverpool por delante de Steven Gerrard, que lleva cuatro tantos menos en la temporada.

Torres ha igualado su mejor registro goleador en una temporada. En su mejor año en el Atlético, la campaña 2003-04, firmó 21 tantos, diecinueve en Liga y dos en la Copa del Rey.

Sus compatriotas Álvaro Arbeloa y Pepe Reina contemplaron la exhibición de Fernando Torres. El zaguero recuperó la titularidad tras su lesión. El meta sigue amarrado al puesto. Sólo Xabi Alonso está, ahora, al margen de los planes de Benítez.

Menos espectáculo dio el Arsenal, que no pasó del empate a dos goles en el campo del Birmingham en un duelo marcado por la lesión del brasileño Eduardo Da Silva, que se rompió la tibia y el peroné por una entrada de Martin Taylor.

Cesc Fábregas y Manuel Almunia disputaron los noventa minutos de encuentro marcado por la citada acción.

Iván Campo recuperó la titularidad con el Bolton, verdugo del Atlético de Madrid en la Copa de la UEFA, en el partido frente al Blackburn. Estuvo a un buen nivel y activo durante los 75 minutos que estuvo en el césped. Fue sustituido por Joey O'Brien. Su equipo salió malparado, perdió 4-1 ante el Reading y contempla de cerca la posibilidad del descenso.

En Escocia, el Rangers continúa disparado hacia el título y el zaguero Carlos Cuéllar amarrado a la titularidad. El delantero Nacho Novo empezó en el banquillo, pero disputó la última media hora al saltar al césped en lugar de Jean Claude Darcheville.

No intervino Arnau Riera en el Falkirk. Permaneció en el banquillo durante el partido frente al Dundee United.

En Grecia, el centrocampista Toni González evitó la derrota del PAOK Salónica en el duelo contra el Olympiacos, al que privó de aumentar su renta como líder de la Liga de Grecia, que domina con dos puntos de renta respecto al Panathinaikos y seis del AEK.

El medio albaceteño, que cumple su segundo año en el PAOK después de cuatro en la plantilla del RCD Mallorca, abrió el marcador a los dos minutos de partido. Sin embargo, la reacción ateniense tuvo su recompensa a los veinte, cuando el serbio Darko Kovacevic, ex jugador de la Real Sociedad y máximo goleador de la Liga de Grecia, logró el empate.

En Francia, Marc Crosas cumplió ante el Metz el partido de suspensión que le fue impuesto. No jugó.