Público
Público

Juanes cree que criticar al Tribunal Constitucional da rentabilidad política pero daña la democracia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Audiencia Nacional, Ángel Juanes, ha criticado hoy que se pueda obtener "alguna rentabilidad política" cuestionando la legitimidad del Tribunal Constitucional (TC) para dictar una sentencia sobre el Estatuto de Cataluña, ya que cree que daña las instituciones y la democracia.

Juanes ha hecho estas manifestaciones en la presentación de la Memoria anual del año pasado de la Audiencia Nacional al ser preguntado por el llamamiento a la movilización ciudadana que hizo el presidente de la Generalitat, José Montilla, tras conocerse el fallo de la sentencia el pasado lunes.

"Alguna rentabilidad política puede obtenerse en cierto momento, pero a la larga, el deteriorar las instituciones no es bueno para una sociedad democrática, porque la desconfianza en las instituciones al final es algo negativo para la propia democracia, ya que produce desconfianza en los ciudadanos", ha sostenido.

El presidente de la Audiencia Nacional, que ha considerado que en este asunto la "carga emocional es muy fuerte", ha destacado que el Constitucional se rige por criterios de racionalidad y que ha hecho una labor importante, por lo que ahora se debe "respetar la sentencia, cumplirla y sobre todo, establecer una cultura democrática de respeto a las instituciones".

No obstante, Juanes ha manifestado que es "prematuro" hacer un balance mientras no se conozca el texto íntegro de la sentencia y, más aún, los fundamentos jurídicos que establecerán cómo el TC hará una interpretación conforme a la Constitución de 27 preceptos de la norma estatutaria.

"Quiero mucho a Cataluña y quiero mucho a España. Por eso quiero lo mejor para las dos", ha subrayado Juanes antes de insistir en la importancia "de la convivencia y contribuir a que no se produzca un mal entendimiento" entre ambas.

Sobre la "autoridad moral" que ostenta el TC por la tardanza para dictar la sentencia y por la situación de interinidad de cuatro de sus magistrados, el presidente de la Audiencia ha dicho que no es quién para juzgar a las instituciones y ha concluido: "todos debemos sacar conclusiones y hacer examen de conciencia".