Público
Público

Trabajar tras la jubilación podría ser beneficioso para la salud

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La gente que continúa realizando alguna actividad en su campo de experiencia después de jubilarse podría disfrutar de una mejor salud física y mental que la de quienes dejan de trabajar completamente o pasan a otra área de trabajo, según un estudio estadounidense.

Investigadores de la Universidad de Maryland dijeron que los hallazgos sugieren que quienes se disponen a jubilarse deberían considerar un paso a una especie de "empleo puente" como una transición a la jubilación total.

"En esencia, si alguien está en un campo donde el trabajo a tiempo parcial o el trabajo por cuenta propia es posible, él o ella debería considerarlo cuando planeen su jubilación", dijo el doctor Mo Wang, un profesor adjunto de psicología, a Reuters Health.

Para su estudio, Wang y sus colegas usaron datos de más de 12.000 trabajadores en un estudio de salud estadounidense iniciado en 1992. Los participantes, que tenían entre 51 y 61 años al comienzo de la investigación, fueron examinados cada dos años durante un período de seis años.

En conjunto, el equipo de Wang descubrió que la gente que pasó por cierto tipo de empleo puente registró menores tasas de enfermedades cardíacas como alta presión sanguínea, cardiopatía, diabetes y artritis durante el período de estudio que aquellos individuos que pasaron directamente a la jubilación total.

Los descubrimientos no se explicaban por la mayor edad o peor estado de salud inicial de las personas que optaron por la jubilación total, según escribieron los investigadores en la revista Journal of Occupational Health Psychology.

Además de su mejor salud física, los "trabajadores puente" también tendieron a registrar menos problemas de salud mental, como depresiones.

Sin embargo, los mismos beneficios de salud mental no se constataron cuando los jubilados adoptaron trabajos de tiempo parcial en otros campos, posiblemente, dijo Wang, porque muchas de esas personas podrían haber aceptado esos trabajos por necesidad financiera más que por una elección.

El experto subrayó que la falta de beneficios también podría deberse al hecho de que esos jubilados tuvieron que ajustarse a una posición laboral no familiar o que tuvieron que hacer cambios en su estilo de vida.

Mantenerse activos en general, y no sólo a través del trabajo, también puede beneficiar la salud física de los jubilados, subrayó Wang.