Público
Público

Jubilados y consumidores pagan los ajustes en Francia

Sarkozy fija un ahorro de 18.600 millones en dos años por miedo al contagio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Jubilados y consumidores franceses pagarán el plan diseñado por el presidente, Nicolas Sarkozy, y por su primer ministro, François Fillon, para financiar el nuevo ajuste presupuestario con el que pretenden conservar la nota triple A, el sobresaliente que dan las agencias de rating a la deuda soberana francesa. Eso es lo que se desprende del anuncio efectuado por Fillon ayer, de un plan de austeridad que, sin llegar, ni de lejos, a los niveles de sacrificio de España (imposibles, dada la movilización de los sindicatos franceses), sí constituye una auténtica vuelta de tuerca inédita en este país.

Fillon, muy solemne, había allanado el terreno hablando del anuncio de ayer como 'uno de los presupuestos más rigurosos desde 1945'. La frase constituye un auténtico sinsentido histórico: el presupuesto de 1945 era el de salida de la ocupación nazi, y no era de austeridad sino precisamente de impulso a la economía. Por otra parte, mal se entiende la comparación con 1945 para un nuevo ajuste, de sólo 7.000 millones de euros en firme para 2012, y que llega sólo dos meses y medio después del anunciado en agosto, de 12.000 millones. Además, se ahorrarán 11.600 millones en 2013. En total, 18.600 millones de euros en dos años.

El Elíseo acelera el retraso de la edad de jubilación a los 62 años

Primera línea del plan Fillon bis: las pensiones. Se endurece el plan de recorte del sistema público, que había salido muy moderado y suavizado gracias a la intensa movilización de los franceses con las huelgas y manifestaciones de octubre de 2010. En lugar del prometido paso de 60 a 62 años de la edad legal de jubilación en 2018, ahora Fillon afirmó poder realizarlo en 2017. Con ello, asegura, podrá 'disminuir en más de 4.400 millones de euros los déficits acumulados de los regímenes de jubilación entre 2012 y 2016'.

Fillon minimizó el destrozo social que podría causar la medida, afirmando que sólo exigirá 'algunos meses de actividad suplementarios para las personas de las generaciones nacidas entre 1952 y 1956'. Con ello, evitaba señalar que los 4.400 millones de ahorro se obtendrían mediante la reducción del nivel de pensiones de los futuros jubilados.

El impuestode sociedades a grandes empresas subirá un 5%

El segundo gran eje del plan consiste en una subida del impuesto universal indirecto no progresivo, el IVA, que golpea a todos los consumidores, ya que se subirá el llamado tipo reducido del impuesto: pasará del 5,5% actual al 7%. Fillon aseguró que estará 'muy atento a los productos más sensibles' para la gente más modesta. Se excluirán los productos de primera necesidad, como alimentación, energía o servicios a minusválidos.

El Gobierno francés no quiso cuantificar el impacto de la medida que, como el resto, se han fijado teniendo en cuenta que la economía crecerá sólo un 1% en 2012 y no un 1,75%, como se preveía inicialmente.

En un intento de parecer salomónico entre ricos y pobres, Fillon anunció que habrá un aumento del 5% del impuesto de sociedades para las grandes empresas (las que facturan más de 250 millones de euros) hasta 2013 y que se equiparará el impuesto sobre los dividendos al de las rentas al subir el primero al 24% (desde el 19%).

Con efecto en el otro extremo de la sociedad, se procederá a un recorte de 700 millones en el gasto de medicamentos de la Seguridad Social.

Fillon destacó otros 500 millones de euros suplementarios que se ahorrarán en gastos corrientes del Estado. Y aseguró que se hará una nueva supresión de 'nichos fiscales' (exoneraciones puntuales por categorías) para recabar 2.600 millones por año de aquí a 2016, algo imposible de verificar.

El primer ministro completó su dispositivo con varias medidas de contenido tan fuertemente simbólico como anecdótico es su peso real en cifras. Por ejemplo, anunció que los salarios de los miembros del Ejecutivo serán congelados, aunque no recortados. Obvió recordar que Sarkozy se aumentó el sueldo un 172% en 2007.