Publicado: 02.10.2014 13:18 |Actualizado: 02.10.2014 13:18

El Poder Judicial quiere eliminar la atenuante de confesión en los asesinatos machistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) insta a abordar el estudio de la supresión o la reconsideración de la circunstancia de la atenuante de confesión en los crímenes de violencia de género y violencia doméstica. Así lo recomienda el Grupo de Expertos y Expertas en Violencia de Género y Doméstica del CGPJ en el estudio en el que analiza las sentencias dictadas en 2011 por tribunales del jurado y audiencias provinciales sobre asesinatos y homicidios relativos a estos tipos de violencia.

En 16 de las 50 sentencias dictadas en ese año (44 por violencia machista y 6 por doméstica) se apreciaron circunstancias atenuantes de la responsabilidad criminal y es la confesión la que más aparece: en nueve ocasiones en las primeras, en las que el acusado siempre es un hombre, y en una en las segundas, en las que todas las acusadas fueron mujeres.

El informe, del que el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género ha dado cuenta esta semana a la Comisión Permanente del CGPJ, recuerda que la atenuante de confesión se creó para otorgar un tratamiento más favorable al que facilite la investigación del delito y que se aplica en todos los casos en los que el autor reconoce su culpabilidad, simplificando la instrucción.  Sin embargo, los expertos proponen que cuando la ejecución del hecho o las circunstancias que lo rodean permitan sin dificultad atribuir la autoría del crimen a una persona, se estudie la supresión o la reconsideración de este circunstancia en los crímenes machistas y en los de violencia doméstica.

Los expertos proponen que cuando las circunstancias  permitan sin dificultad atribuir la autoría del crimen a una persona, se estudie la supresión de esta atenuanteEl estudio refleja que de las 44 sentencias de violencia machista, 41 fueron condenatorias (el 93%) y, de éstas, 30 lo fueron por asesinato (73%), 9 por homicidio (22%) y dos por homicidio imprudente (5%).

En cuanto a las edades de los agresores, —dato que figura en 38 de las 44 resoluciones—, el informe revela que la franja que registró un mayor número de casos (17) es la que va de los 45 a los 65 años, seguida por la de 31 a 45 (13 casos), la de 18 a 30 (6 casos) y la de más de 66 (2 casos).

Asimismo, los expertos observan una importante disminución del porcentaje de autores jóvenes de entre 18 y 30 años respecto a 2010, al pasar del 28,9% al 15,8%, lo que para el CGPJ podría indicar que las medidas para educar en igualdad tienen "un efecto positivo". Esta conclusión se repite en cuanto a la edad de las víctimas, al predominar también la etapa entre los 45 y 65 años (el 36,8%), cuando en el informe referido a 2010 el abanico que reunía un mayor número de casos fue el de entre 18 y 30 años (38,9%).

También en comparación con 2010, el informe indica que en 2011 ha disminuido el porcentaje de crímenes en los que se mantenía la relación de afectividad o convivencia, ya que en el primero se daba en un 72% y en el segundo el 45%.

Respecto a las penas de prisión, la media para las sentencias de asesinato fue de 18 años y 3 meses, mientras que en los de homicidio fue de 12 años.

Aunque en el 41% de las sentencias se constata la existencia de agresiones previas, sólo en el 23% de los casos había habido denuncias, lo que para los expertos evidencia la necesidad de continuar sensibilizando sobre la necesidad de denunciar el maltrato.

Más del 70% de los casos la muerte de la víctima se produjo sin testigos y en uno de cada dos crímenes el escenario fue el domicilio. El arma blanca fue el elemento más utilizado.

El informe analiza por separado también las seis sentencias por violencia doméstica, en las que las acusadas fueron todas mujeres, de ellas 5 fueron condenatorias (el 83%): 3 por asesinato y 2 por homicidio. Como en los crímenes por violencia de género, la franja de edad predominante fue de 45 a los 65 años (en el 50% de los casos).

Las sentencias no reflejan la existencia de denuncias previas en ninguno de los casos.

016. Teléfono de atención a víctimas de violencia de género. Es gratuito y no deja rastro en la factura telefónica. 


http://www.quoners.es/debate/crees-que-las-denuncias-y-procesos-judiciales-por-violencia-de-genero-deberian-estar-libres-de-tasas