Público
Público

Judíos piden al Papa que no rehabilite a un negacionista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Líderes judíos urgieron el viernes al Papa a que no rehabilitase a un obispo tradicionalista que niega el Holocausto, diciendo que esto fomentaría el antisemitismo y abriría una profunda brecha en las relaciones entres cristianos y judíos.

Medios de comunicación italianos dijeron que el Papa podría revocar este fin de semana las excomuniones de cuatro obispos tradicionalistas de la Sociedad de San Pío X (SSPX), que rechaza las recientes modernizaciones de la doctrina y la oración católica.

Se trata del último intento por cerrar un cisma de 20 años que comenzó cuando el difunto arzobispo francés Marcel Lefebvre consagró ilegalmente a cuatro obispos en 1988, en un claro desafío a Juan Pablo II.

Uno de los cuatro, Richard Williamson, nacido en Reino Unido, ha realizado una serie de declaraciones negando el alcance del Holocausto aceptado por la mayoría de los principales historiadores. En declaraciones en una retransmisión de la televisión sueca el miércoles, dijo:

"Creo que la evidencia histórica está principalmente contra el hecho de que seis millones (de personas) fueran deliberadamente gaseadas en cámaras de gas como una política deliberada de Adolf Hitler... Creo que no hubo cámaras de gas".

Williamson dijo que estaba de acuerdo con los "revisionistas", quienes dicen que "entre 200.000 y 300.000 judíos fallecieron en los campos de concentración nazis, pero ninguno de ellos gaseado en una cámara de gas."

Elan Steinberg, vicepresidente de la Congregación Americana de Supervivientes del Holocausto y sus Descendientes, dijo que la posibilidad de que el Papa aceptara a Williamson de nuevo en la corriente principal de la Iglesia "ha sido recibida con conmoción y consternación"

"Para los judíos y todas las personas que sintieron el dolor de los terribles años de la Shoah (vocablo hebreo que se refiere al Holocausto), este paso marca un peligroso golpe al diálogo interreligioso y alienta la transmisión del odio en todas partes" dijo a Reuters.

HERIDA PROFUNDA

El principal rabino de Roma, Riccardo Di Segni, dijo que estaba "aturdido por tal espanto de negación, que es aún más grave proviniendo de un obispo."

Di Segni dijo al diario La Stampa que la readmisión de Williamson en la Iglesia abriría una "profunda herida en el diálogo con el judaísmo".

Los obispos tradicionalistas rechazaron varias reformas del Segundo Concilio Vaticano, especialmente la decisión de que la misa debía ser dicha en los idiomas locales en vez de en latín, y la defensa del diálogo con otras religiones.

Una declaración de los tradicionalistas afirmó que la acusación de que eran racistas era "completamente falsa e injusta".

Pero apuntó que el grupo tenía el derecho a "rezar para la conversión (de los judíos) a la fe verdadera, a estudiar su reciente y trágica historia, o a cuestionar algunos de sus objetivos políticos."

Al final de la entrevista sueca, Williamson dijo ser consciente de que podría ir a la cárcel por la negación del Holocausto en Alemania.

El Papa Benedicto XVI ha realizado ya varios gestos de reconciliación con el grupo cismático, incluyendo el regreso sin condiciones a la misa en latín a la vieja usanza.

Esto movilizó a judíos enfadados porque la ceremonia incluye un rezo de Buen Viernes para su conversión.

"Es obsceno que el clero católico abrace el negacionismo antisemitadel Holocausto", dijo Abe Foxman, director de la Liga Antidifamación en Estados Unidos.

"Sería un insulto para las relaciones católico-judías y para la memoria de los millones de judíos que perecieron porque eran judíos".

El rabino David Rosen, responsable de los asuntos interreligiosos del Comité Judío Americano, pidió al Vaticano una explicación.

"A pesar de ser un asunto interno de la Iglesia, cualquier apoyo a un negacionista del Holocausto es profundamente perturbador", dijo.