Público
Público

Jueces de California revisan la prohibición de las bodas gay

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Jueces del Tribunal Supremo de California interrogaron exhaustivamente el jueves a los abogados que tratan de revocar una prohibición de los matrimonios homosexuales, en lo que algunos interpretaron como una señal de que no alterarían una enmienda constitucional contra los enlaces de personas del mismo sexo aprobada en noviembre.

Los siete jueces que abrieron el año pasado las puertas a los matrimonios homosexuales al revocar una prohibición anterior, tienen 90 días para decidir si la enmienda aprobada por un 52 por ciento de los californianos debe o no mantenerse.

Conservadores sociales y liberales consideran a California un estado capaz de imponer tendencias, aunque la abrumadora mayoría de los estados tienen leyes que impiden a las parejas homosexuales contraer matrimonio.

La misma corte había revocado en 2008 una ley aprobada por los votantes que prohibía las bodas entre homosexuales, despejando el camino a unas 18.000 parejas del mismo sexo.

Kenneth Starr, principal abogado que defiende la enmienda constitucional, dijo repetidamente que una mayoría simple podía limitar derechos, incluyendo la libertad de expresión, según la Constitución californiana, diseñada para garantizar a la gente la posibilidad de legislar mediante el voto.

Los jueces, entre ellos algunos que apoyaron el año pasado las uniones de homosexuales, formularon preguntas que indicaban su resistencia a exceder el papel del tribunal.

Los votantes aprobaron en noviembre pasado una enmienda constitucional que limitó el matrimonio a un hombre y una mujer, lo que desató protestas nacionales y una nueva pelea judicial.

Sólo unos pocos países, en su mayoría europeos, permiten el matrimonio homosexual.

Los que se oponen al matrimonio homosexual dicen que revocar la prohibición en California cambiaría la naturaleza del gobierno estatal, eliminando el derecho de las personas a hacer leyes.

El tribunal creará "un poder arrollador en la rama menos democrática que elimina el preciado derecho de las personas a determinar cómo serán gobernadas", dijeron.

Los partidarios del matrimonio homosexual, liderados por el ex gobernador y actual fiscal general de California, Jerry Brown, argumentan que el derecho al matrimonio forma parte del "derecho inalienable" a la libertad, así que la Corte Suprema del estado debe rechazar incluso una enmienda constitucional que lo limite.

Grupos minoritarios temen que la enmienda se convierta en un plan para la discriminación institucionalizada y los grupos conservadores religiosos que ven el matrimonio entre un hombre y una mujer como "tradicional" han convertido la batalla legal en una amplia cuestión cultural.