Público
Público

Un juez aplaza la vista sobre la custodia de los hijos de Michael Jackson

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un juez de Los Ángeles aplazó hasta el próximo día 20 la vista sobre la custodia de los hijos de Michael Jackson, a petición de la madre del "rey del pop", Katherine, y de la ex esposa y madre de Prince Michael y Paris, Deborah Rowe.

"La vista sobre la custodia inicialmente prevista para el lunes 13 de julio continuará el 20 de julio de 2009", señala la orden, que también indica que, mientras tanto, "todas las anteriores decisiones siguen teniendo plena vigencia".

Michael Jackson expresó en su último testamento de 2002 el deseo de que su madre se ocupara de criar a sus tres niños si fallecía y en su defecto nombró a la cantante Diana Ross como segunda madrina de los pequeños.

El testamento de Michael Jackson dejaba fuera de cualquier herencia a Rowe, su ex esposa y progenitora de Prince Michael, de 12 años, y de su hermana Paris, de 11 años.

En este contexto, el 29 de junio un tribunal de Los Ángeles otorgó la custodia temporal de Prince Michael y Paris, así como del tercer hijo del cantante, Prince Michael II, de 7 años, nacido de una madre de alquiler, a Katherine Jackson, de 79 años.

Rowe, la que fuera enfermera de Jackson y posteriormente su esposa entre 1996 y 1999 no ha dejado claro en documentos judiciales si reclamará la custodia de los niños, que vivieron hasta el día de su muerte con "el rey del pop", pero recientemente dijo querer a sus hijos y que tenía la intención de luchar por la tutela.

El aplazamiento de la vista dará tiempo a las dos partes para alcanzar un acuerdo extrajudicial sobre la custodia de los menores.

Rowe aceptó en 2001 dar la tutela a Michael Jackson a cambio de derechos de visita hasta que saltó el escándalo de los supuestos abusos a menores cometidos por el "rey del pop".

En 2003 pidió a los tribunales la custodia de Prince y Paris y una corte de apelaciones falló a su favor en 2006.

Finalmente, Rowe, de 50 años, y el cantante llegaron a un acuerdo extrajudicial, del que nunca se conocieron los detalles.