Público
Público

El juez Baltasar Garzón elegido miembro de comité contra la tortura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez Baltasar Garzón ha sido elegido hoy miembro español del Comité para la Prevención de la Tortura (CPT) del Consejo de Europa, informaron miembros del Comité de Ministros de esta organización paneuropea.

El Comité de Ministros, formado por los ministros de Exteriores o los representantes ante el Consejo de Europa de los 47 Estados miembros, han otorgado 30 votos a Garzón.

Los otros dos candidatos españoles eran Miriam Cugat, profesora de Derecho Penal y quien obtuvo 7 votos, y Carlos Fernández Liesa, catedrático y secretario general de la Universidad Carlos III, que consiguió un voto del Comité de Ministros del Consejo de Europa.

El Comité de Ministros es el poder ejecutivo de esta organización y está formado por sus ministros de Exteriores o, en su defecto, por los embajadores representantes ante el Consejo de Europa.

Al final ha prevalecido el favorito del Gobierno español, después de que la Subcomisión de Derechos Humanos de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, siguiendo las indicaciones del presidente del CPT, Mauro Palma, hubiera relegado a Garzón al último lugar de la terna presentada.

El hecho es que la citada Subcomisión estudió el pasado mes de abril la terna propuesta por la delegación española en la Asamblea Parlamentaria, encabezada por Garzón. Los procesos judiciales que el juez tiene abiertos provocaron el cambio de orden en la terna.

Así, los 38 miembros del Comité de Ministros que votaron sabían que el Gobierno español apostaba por Garzón, mientras el CPT prefería a Cugat.

Antes, en octubre, la Subcomisión había devuelto la terna por un defecto de forma, ya que no se había especificado el conocimiento de idiomas de los tres candidatos.

El puesto de miembro español del CPT está vacante desde noviembre de 2009, fecha en que finalizó su mandato Emilio Ginés, que actualmente forma parte del Subcomité de la ONU para la prevención de la Tortura.

Los miembros del CPT son "expertos independientes e imparciales", entre los que hay abogados, médicos y expertos en cuestiones penitenciarias y policiales.

Su misión es prevenir los malos tratos, no como una comisión de investigación, sino como mecanismo no judicial y como complemento al trabajo que realiza el Tribunal Europeo de derechos humanos.

Los componentes del CPT realizan visitas periódicas a cada uno de los estados del Consejo de Europa para examinar el trato que se dispensa en los centros de detención a las personas privadas de libertad.

Durante sus visitas, inspeccionan sin previo aviso prisiones, centros de detención para menores, comisarías de policía, centros de detención para inmigrantes, hospitales psiquiátricos y centros de asistencia social.

De este modo, Garzón pasa a formar parte de las delegaciones del CPT que visita periódicamente todos los estados del Consejo de Europa.

El CPT, creado en 1989 gracias al Convenio europeo para la prevención de la tortura y las penas o tratos inhumanos o degradantes, celebra sus reuniones en Estrasburgo (noreste de Francia), sede también del Consejo de Europa.

Hasta la fecha, el CPT ha realizado 305 visitas y ha elaborado 254 informes que ha hecho públicos.