Público
Público

El juez Castro imputa a Carlos García Revenga, secretario de las infantas

Declarará el 23 de febrero, el mismo día que Urdangarín. Salió citado en la última remesa de correos electrónicos enviada al magistrado por el exsocio del duque de Palma  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez de Palma de Mallorca José Castro, instructor del caso Nóos, ha citado a declarar como imputado el próximo 23 de febrero a Carlos García Revenga, secretario de las infantas Cristina y Elena, según han confirmado fuentes jurídicas. García Revenga fue tesorero del instituto Nóos y pidió al juez la semana pasada que le llamase a declarar después de aparecer nuevas revelaciones de su supuesta relación con el caso en unos correos electrónicos aportados a la causa por el exsocio de Urdangarin, Diego Torres. El mismo 23 de febrero está citado Iñaki Urdangarin, y una semana antes, el día 16, Diego Torres.

En la providencia dictada este martes por el juez Castro, se especifica que a García Revenga se le interrogará sobre el cargo y funciones que desempeñaba en el instituto Nóos o cualquier de las entidades mercantiles que conformaban su entorno. Asimismo, se le preguntará sobre el conocimiento que pudiera tener sobre las actividades que desplegaba y cauces a través de los cuales obtuvo esa información. También deberá contestar acerca las labores de asesoramiento o consulta que pudiera haber llevado a cabo respecto a Iñaki Urdangarin y su entorno societario y personal.

Fuentes de Zarzuela informaron a Europa Press que la Casa Real no se pronunciará sobre la imputación de Revenga hasta conocer el auto del juez Castro.

El juez ha tomado la decisión de citarle de oficio, según destacan fuentes del Tribunal Superior de Baleares, sin que se le haya pedido ninguna de las partes personadas en la causa ni el propio Revenga, cuya disposición a declarar fue recogida en un comunicado remitido la semana pasada a la prensa, pero, según aclara ahora el magistrado, no se había materializado en un escrito al Juzgado. En la misma providencia, el juez admite la personación en la causa de la Agencia Tributaria como parte perjudicada por los presuntos delitos fiscales imputados a Urdangarin, Torres y la mujer de este último, Ana María Tejeiro. Hacienda estará representada en el proceso por la Abogacía del Estado.

El presunto fraude fiscal destapado en un reciente informe de la Agencia Tributaria asciende a unos 470.000 euros correspondientes a los ejercicios 2007 y 2008, y relativos al impuesto de sociedades del Instituto Nóos y a declaraciones de IRPF de Urdangarin en esos años.

En su comunicado de la semana pasada, García Revenga proclamaba su inocencia 'respecto de las actividades que se investigan en la citada causa'. 'Pese a mi condición de tesorero del Instituto Nóos, nunca tuve firma autorizada en sus cuentas, ni poder de decisión en la gestión de las mismas ni en su contabilidad; y, de ninguna forma, directa o indirectamente, he recibido ningún tipo de remuneración ni de beneficio', aseguraba en un comunicado remitido a varios medios de comunicación.

'Es cierto que desde mi cargo de asesor de las infantas Elena y Cristina he podido mezclar, en ocasiones, gestiones propias de mi puesto con otras relacionadas con actividades privadas de los Duques de Palma', admitía, pero lo justificaba así: 'La razón de este hecho viene motivada porque en los 20 años que he ejercido el cargo de asesor de las infantas Elena y Cristina se ha producido una relación más estrecha que la estrictamente profesional, no pudiéndome negar, en razón de esta circunstancia, a prestar las ayudas que me solicitaban'. A continuación, subrayaba: 'En ningún caso he llevado a cabo estas gestiones como representante de la Casa del Rey, ni por supuesto han sido contrarias a cualquier principio moral o de ética profesonal'.

Para aclarar su posición, anunciaba que iba a pedir al juez declarar en la causa: 'Dada la ingente cantidad de información que actualmente se difunde sobre mi relación con las actividades del duque de Palma, creo que no es el camino adecuado desmentir a los medios de comunicación ni entrar a precisar matices ni corregir imprecisiones sobre los '-mails publicados'. 'Considero que el camino adecuado, y así lo voy a solicitar al señor juez que instruye la causa, es que me llame a declarar', afirma García Revenga, antes de concluir: 'Entiendo que es en el ámbito judicial donde es más conveniente expresar mi relación con este caso'.

En un escrito remitido la semana pasada al Juzgado por Manuel González Peeters, abogado de Diego Torres, se señalaba que en Nóos se consultaba 'todo' con el tesorero, García Revenga. En ese documento se adjuntaban como documentos varios correos electrónicos que, de acuerdo a esa parte, prueban el importante cometido del secretario de las infantas. El correo más comentado de esa remesa es uno, fechado el 7 de julio de 2003, y precisamente dirigido a García Revenga, donde Iñaki Urdangarin se despedía así de campechanamente del secretario de su mujer: 'Agur. El duque em...Palma...do'.