Público
Público

Un juez da la razón al Sion

Insta a la UEFA a readmitir a los suizos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La noticia saltó a media tarde de ayer. El juez Hack, titular del juzgado suizo del cantón de Vaud en el que tiene su sede la UEFA, dictó la sentencia en la que insta al organismo futbolístico a invalidar los partidos, los resultados y la clasificación del grupo del Atlético de la Liga Europa en tanto no se atienda la petición del Sion de ser repuesto en la competición, según la sentencia emitida por el mismo juzgado el pasado martes.

Esto supone que los tribunales suizos toman en consideración la reclamación del Sion, que fue excluido de la competición a denuncia del Celtic por alineación indebida, circunstancia que no ratificó la Justicia ordinaria, que el día 13 instó a la UEFA por auto judicial a reintegrarle en la competición, a lo que el organismo que preside Platini hizo oídos sordos.

La sentencia obliga a suspender el Atlético-Celtic y el Udinese-Rennes

El propio Sion anunció que había conseguido un recurso legal que invalidaría el triunfo de Atlético sobre Celtic (2-0), así como la victoria de Udinese ante el Rennes (2-1), dentro de la primera jornada de la fase de grupos de la Liga Europa disputada el jueves.

A quienes seguramente más agradó la noticia fue a los aficionados del Sion, y especialmente a los que presenciaron en el Calderón el Atlético-Celtic. '¿Y qué vamos a hacer? En el club nos dijeron que no nos devolverían el dinero y no íbamos a tirar los 120 euros que nos costó reservar el viaje', asegura Hans Keller, uno de los aproximadamente 20 seguidores del Sion que presenciaron el choque de la Liga Europa. En un principio, eran los suizos quienes debieron medirse al equipo de Manzano, ya que eliminaron a los escoceses en la previa, pero la UEFA excluyó al Sion por alineación indebida. El club suizo se saltó la prohibición para hacer fichajes que le había impuesto el máximo organismo del fútbol europeo y pagó con su exclusión de la competición.

Una veintena de hinchas del Sion estuvieron el jueves en el Calderón

'Cuando nos enteramos de la exclusión, nos enfadamos mucho, pero luego lo pensamos y, ya que teníamos todo perdido, decidimos venir de turismo a Madrid', explica resignado Hans. Aun así, el aficionado suizo no olvida el trastorno que les creó la decisión del máximo organismo europeo: 'Hasta tuve que pedir dos días libres en el trabajo para poder venir'.

Eran pocos, pero con camisetas, banderas y cánticos dejaron patente la presencia del conjunto suizo en el Calderón. Cantaron los goles del Atlético y se divirtieron como el que más. '¡Sion, Sion, Sion!', se escuchaba desde uno de los anfiteatros del Manzanares.

Quién sabe, si la UEFA se ve obligada a recular, puede que regresen a Madrid, esta vez con su equipo en el campo. Lío a la vista en Nyon.