Público
Público

La juez declara procedente el despido de Gemma Montull del Palau de la Música

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La juez ha sentenciado como procedente el despido de Gemma Montull, ex directora financiera del Palau de la Música e hija de Jordi Montull, uno de los implicados en el expolio, al considerar que participó en el desvío de más de 500.000 euros a dos empresas gestionadas por su madre y la esposa de Félix Millet.

El juicio por el despido de Gemma Montull del Palau de la Música se vio la pasada semana en la Ciudad de la Justicia de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), en el que ésta se exculpó de su implicación en el desfalco argumentando que Fèlix Millet controlaba "hasta el último céntimo" que se gestionaba en la entidad.

Además, aseguró que si acudía a las entidades bancarias a cobrar cheques era porque no podía hacerlo el conserje del Palau de la Música y que si ostentaba el cargo de directora financiera era sólo "por cuestiones de marketing".

En la sentencia, se afirma que "no es admisible" que Montull argumentara que cuando iba a las entidades bancarias a cobrar los importes de los cheques lo hacía en calidad de conserje y cuando éste no estaba.

"Dado el cargo que ocupaba (Montull), no es aceptable dicha alegación, considerándose como más probable que la actora fue expresamente a la entidad bancaria porque tenía un interés determinado y directo en ello".

La juez indica también que la participación de Gemma Montull queda acreditada por lo que se refiere a las empresas Aurea Rusula y Aysen Produccions, en la primera de las cuales figuraba como administradora su madre, Mercedes Mir, y en la segunda, la esposa de Fèlix Millet, Marta Vallès.

En concreto, cree probado que Gemma Montull participó en el desvío de dinero a la Fundación Orfeó Català-Palau de la Música a favor de la empresa Aurea Rusula, SL, en la cantidad de 196.547 euros y a favor de Aysen Produccions 46, SL, con 172.163 euros.

Además, desvió otros 100.000 euros de las cuentas del Orfeó Català en favor de Aurea Rusula y 80.000 euros más hacia Aysen Produccions 46 SL.

La conducta de Gemma Montull, que denunció su despido como improcedente, denota, según la juez, "intencionalidad de engañar a las empresas demandadas -Consorcio del Palau y Fundación-, rompiendo así la confianza que debe existir" entre la ejecución del contrato de trabajo.

También considera probado que Montull intentó ocultar un lápiz de memoria que contenía datos sobre las citadas empresas y la facturación de las mismas.

Así, en la sentencia laboral se concreta que Gemma Montull cumplimentaba la solicitud de operaciones de la Caixa de Catalunya para el pago de varias facturas de los años 2008 y 2009 a Aurea Rusula y también a Aysen Produccions 46 y que, en este último caso, existe un pago que realizó el día 23 de junio de 2009, dos días antes de la emisión de la factura.

No convence tampoco a la juez la declaración de la ex directora financiera de que era una mera ejecutora de las decisiones adoptadas por Fèlix Millet y Jordi Montull, y argumenta que realizó un curso en materia financiera en una prestigiosa escuela de negocios abonado por el Palau y que daba instrucciones a los contables del Consorcio y a la administrativa del Orfeó Català.

Incluso ordenaba que las facturas emitidas por Aysen Produccions 46 y Aurea Rusula no siguieran su curso normal de abono sino que eran pagadas en un plazo de quince días.