Público
Público

Un juez del Supremo de Israel aprobó la liberación de 227 presos palestinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un juez del Tribunal Supremo israelí aprobó esta mañana la decisión del Gobierno del primer ministro, Ehud Olmert, de liberar a 227 presos palestinos -lo que se producirá en breve-, bloqueada en las últimas horas por dos recursos.

El magistrado Elyakim Rubinstein ordenó al Estado a última hora de ayer que respondiera a los recursos presentados por una asociación de víctimas del terrorismo y un consejo de colonos, que alegaron que la excarcelación de los palestinos ponía en peligro la región, informa el diario Haaretz.

Esta mañana, en una audiencia a primera hora y tras una orden preventiva que había dejado en suspenso la decisión, el juez rechazó las peticiones.

La liberación de los presos es un gesto de buena voluntad de Olmert al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, con motivo de la fiesta del Eid al Adha (Sacrificio) y un principio debió concretarse la semana pasada.

El pasado lunes, Israel justificó el aplazamiento de la excarcelación en que se lo pidió la ANP para que Abás, que se hallaba de peregrinación en La Meca, pudiera estar presente cuando los presos llegasen a Ramala. La ANP ha negado este extremo.

Tras la decisión judicial de hoy, la mayoría de los presos (209) serán trasladados desde la prisión de Ofer, al norte de Jerusalén, hasta el puesto de control militar de Beituniya, en Cisjordania, precisó el organismo israelí de instituciones penitenciarias en un comunicado.

Los dieciocho restantes viajarán bajo estrictas medidas de vigilancia de la cárcel de Shikma, al sur de Tel Aviv, hasta el cruce fronterizo de Erez, en el norte de la franja de Gaza.

Los palestinos que recobrarán la libertad son, en su mayoría, simpatizantes de Al Fatah, la facción nacionalista que lidera Abás.

Según el listado, el más antiguo de los presos está en prisión desde 2001, aunque la mayor parte ingresó entre 2006 y 2007.

Ninguno de ellos ha participado en el asesinato de ciudadanos israelíes, por lo que sus condenas son relativamente cortas, entre cuatro y cinco años, y la que más hasta 2015.

Israel liberó el pasado agosto a otros 198 reclusos palestinos en un intento de impulsar el proceso de paz, bloqueado desde que fueron convocadas elecciones anticipadas en Israel.