Público
Público

Un juez desestima un caso contra tres jóvenes exhibicionistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un juez de Estados Unidos ha prohibido a un fiscal de Pensilvania presentar cargos de pornografía infantil contra tres chicas adolescentes a las que se descubrió con fotos sugerentes de sí mismas en su móviles.

El juez del distrito James Munley dijo que emitía la orden para impedir la actuación del fiscal del distrito del condado de Wyoming George Skumanick, porque lo que se proponía hacer viola la libertad de expresión y los derechos parentales.

La decisión se produjo después de que la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, en sus siglas en inglés) denunciase de Skumanick en nombre de las chicas y de sus familias.

"El Tribunal está de acuerdo con las demandas de que el interés público debe servirse emitiendo una TRO (siglas en inglés de una orden temporal de inhibición) en este asunto, ya que el interés público está del lado de proteger los derechos constitucionales", indicó el juez.

El caso ha dirigido la atención en todo el país hacia la creciente práctica entre adolescentes del "sexting", un juego de palabras con "texting" (escribir mensajes de texto) que se refiere a las fotografías de desnudos o semidesnudos enviadas a teléfonos móviles o colgadas en Internet.

Las imágenes, halladas el pasado otoño por agentes del Distrito Escolar de Tunkhannock, en Pensilvania, mostraban a dos de las chicas en sujetador y a una vestida sólo con una toalla en torno a la cadera. No se veía ninguna actividad sexual.

Otras personas no identificadas distribuyeron las imágenes.

Skumanick dijo el mes pasado a las chicas y a otros 17 estudiantes que podía acusarles de poseer o distribuir pornografía infantil, lo que constituye un delito, a menos que accedieran a una libertad condicional y participaran en un programa de "reeducación".

Todos menos ellas aceptaron sus condiciones, planteando el escenario de la demanda.

Witold Walczack, director legal de ACLU Pensilvania, dio la bienvenida a la decisión legal.

"Este país necesita tener un debate sobre si procesar a los menores como pornógrafos infantiles sólo por ser impulsivos e inocentes es la forma apropiada de afrontar las serias consecuencias que puede tener el 'sexting'", dijo.

Sin embargo, Skumanick afirmó que la sentencia animaría a los posibles acusados a acudir al sistema judicial federal para evadir cargos en un estado concreto.

Una encuesta realizada en otoño en Estados Unidos halló que el 20 por ciento de los adolescentes habían enviado con el móvil o colgado en Internet fotos suyas semidesnudos, y el 39 por ciento dijeron haber enviado o colgado mensajes con connotaciones sexuales, según la Campaña Nacional para Prevenir los Embarazos Adolescentes y No Deseados.