Público
Público

El juez desestima la demanda de Ryanair contra Atrápalo por vender billetes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juzgado Mercantil número 2 de Barcelona ha desestimado la demanda interpuesta por la compañía aérea Ryanair contra la agencia española 'en línea' Atrápalo por vender billetes de avión a través de su portal.

En la sentencia, según informa el portal de viajes en un comunicado, el juez reconoce el derecho de Atrápalo a intermediar en la venta de billetes de Ryanair, al no causar perjuicio alguno a la compañía irlandesa de bajo coste.

La resolución reconoce a Atrápalo como agencia de viajes legalmente acreditada y, por tanto, con capacidad para desarrollar esta actividad a través de Internet.

De la misma forma deja claro que Atrápalo "no precisa de la autorización de Ryanair para llevar a cabo su actividad de mediación".

El juez reconoce, además, que Internet es una red que permite la comunicación y el intercambio de información y que si la aerolínea recurre a este canal para hacer públicos sus vuelos y tarifas no puede poner límites al conocimiento de sus servicios entre los usuarios.

El director general de viajes de Atrápalo, Ignacio Giral, considera que "el gran beneficiario de esta sentencia es el consumidor, al que no se le limita el derecho legítimo a acceder al máximo de información, con el objetivo de que libremente pueda comparar y escoger las compañías y tarifas que mejor se ajustan a sus necesidades".

Ryanair anunció el pasado mes de agosto en Barcelona su intención de cancelar todos los vuelos contratados a través de portales de viajes, siempre que no fueran de su propia página web, si bien nunca llegó a ejecutar esta medida.

La aerolínea irlandesa, no obstante, decidió llevar la causa a los tribunales y demandar a Atrápalo, uno de los muchos portales que venden billetes de la compañía a través de Internet.

Ryanair justificó su decisión por la "violación", por parte de estos portales, del "copyright" de ryanair.com, de las condiciones de uso de la web ryanair.com, y por incrementar los precios con lo que calificaba como "tasas ocultas".