Publicado: 11.06.2014 07:49 |Actualizado: 11.06.2014 07:49

El juez Elpidio Silva declara hoy como imputado por la filtración de los correos de Blesa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez Elpidio José Silva declara este miércoles como imputado por un presunto delito de revelación de secretos cometido a raíz de la filtración a los medios de comunicación de los correos electrónicos corporativos del ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa.

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), le ha llamado a declarar a las 09.30 horas acompañado de abogado, al entender que podría ser autor de un delito tipificado en el artículo 417 del Código Penal, que castiga al funcionario que revele secretos de terceros de los que tenga conocimiento por razón de su oficio y que conlleva penas de multa, inhabilitación e incluso prisión.

La instructora Susana Polo ha citado a declarar en calidad de testigos, para los días 13 y 16 de junio, a ocho personas que indiciariamente han sabido que Silva tuvo acceso al contenido de estos e-mails, "estudiaron con él su posible utilidad o le ayudaron a publicarlos". Entre ellas, se encuentran abogados, periodistas o peritos. La magistrada ha requerido a la Editorial Planeta que remita a la sede judicial todas las versiones del libro 'La justicia desahuciada', del que es autor Elpidio Silva, y le conmina a especificar las fechas de recepción y las personas o direcciones de correo electrónico desde que se enviaron.

Polo ha tomado esta decisión después de que la Fiscalía solicitara abrir una investigación por la difusión de unos correos que fueron "ilícitamente obtenidos", tal y como declaró la Audiencia Provincial de Madrid y que ascendieron a 8.777 e-mails. El fiscal superior de Madrid, Manuel Moix, apuntó a la existencia de indicios de delito de infidelidad en la custodia de documentos y revelación de secretos, después de que el magistrado Jesús Gavilán preguntara por la conveniencia de esclarecer estos hechos.

El afectado, Miguel Blesa, ha denunciado el "gran daño" personal y familiar que Silva le causó durante la instrucción y le ha acusado de intervenir sus correos para "arruinar" su "reputación personal y profesional" y de "auspiciar" que su contenido tenga la máxima difusión, según el escrito de acusación.

Por otra parte, Silva, suspendido provisionalmente de sus funciones, será de nuevo juzgado desde el próximo 7 de julio por presunta prevaricación continuada, retraso en la Administración de Justicia y dos delitos contra la libertad individual de Miguel Blesa, a quien envió en dos ocasiones a la cárcel. El líder de Movimiento Red también ha sido denunciado por una testigo protegida por supuestos malos tratos psicológicos, una causa que será investigada en los Juzgados ordinarios de Madrid al concernir a hechos presuntamente cometidos al margen de su cargo como magistrado.