Público
Público

El juez imputa por un posible delito de homicidio el padre de la niña hallada muerta en Santiago

La Guardia Civil ha practicado un registro, en presencia de los progenitores de la menor, en una casa que Rosario Porto posee en el municipio de Teo. La detención de la madre podría prorrogarse hasta el máximo de 72 horas que estab

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Santiago de Compostela, José Antonio Vázquez Taín, ha decidido imputar al padre de la niña que fue localizada muerta el pasado domingo, el periodista Alfonso Basterra, también por un posible delito de homicidio.

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSJG) ha aclarado que la imputación tanto para el padre como para la madre de la pequeña, la abogada Rosario Porto, es por homicidio, aunque el juez podrá concretar estas imputaciones una vez que ambos declaren en el juzgado.

Ambos pases a disposición judicial no está previsto que se produzcan este miércoles, jornada en la que desde el mediodía se realiza un registro en una casa que la madre de la niña posee en Montouto, zona del municipio coruñés de Teo situada a pocos kilómetros de donde apareció el cadáver de Asunta Basterra el pasado domingo.

La Policía Científica registra esta casa, que Porto heredó de sus padres y en la cual se encontró cuerda similar a la hallada al lado del cadáver de Asunta, unos restos que ya han sido trasladados a las dependencias de la Guardia Civil en Madrid para comprobar si pertenecen a la misma serie. Hasta esa vivienda se acercó también en torno a las 14.30 horas el juez que instruye la causa. Sobre las 14.55 horas, el padre de la niña, que permanece en libertad, aunque imputado, también salió de la casa, en la que permanece la madre, que fue detenida el martes a mediodía.

Según el TSJG, en función del tiempo que se dilate el registro en esta vivienda de Montouto y las pruebas recabadas, los agentes se desplazarán ya este mismo miércoles o lo dejarán para otra jornada a las viviendas en la que la niña residía con su madre y en la que vivía el padre tras su separación, ambas ubicadas en pleno casco urbano de Santiago de Compostela.

 

Los padres de la menor asesinada en Santiago participan en una reconstrucción en su finca de Teo


Según han informado fuentes judiciales, al estar imputado, el padre ha podido contar con la asistencia de un abogado durante el registro que se practica en la vivienda de Montouto. Si Alfonso Basterra acudiese como testigo y no como imputado a ese registro, si aparece alguna prueba en su contra, luego podría quedar inutilizada para el proceso judicial. Además, al contar con asistencia letrada, sus derechos quedan más amparados ante eventuales preguntas que surjan durante el registro.

Por su parte, la Guardia Civil fue la que decidió la detención de la madre de la niña por un supuesto delito de homicidio doloso, pero judicialmente también figura ya como imputada, según el TSJG. La madre también asiste al registro de la vivienda ubicada en Montouto junto a su abogada. Su detención se precipitó a raíz de que su relato de los hechos se vio cuestionado al descubrirse unas imágenes en las que puede verse a Asunta junto a ella en el coche a una hora del sábado en la que supuestamente la niña ya habría desaparecido.

La mujer aseguró a la policía que llegó a su piso del centro de Santiago en torno a las 21.30 horas del sábado y que Asunta ya no estaba allí. La desaparición de esta niña china, que había sido adoptada cuando tenía menos de un año, fue denunciada ante la Policía sobre las 22.30 horas del sábado y apareció muerta en torno a la 1.30 horas del domingo en una pista forestal de un municipio vecino de Santiago de Compostela.


La Guardia Civil no descarta prorrogar las 48 horas y agotar el plazo máximo de 72 horas que establece la legislación para una detención con la madre de Asunta Basterra, según fuentes de la Benemérita, que indicaron que pasó una noche 'normal' en un calabozo del cuartel de Lonzas, 'como cualquier otro detenido'. La Guardia Civil negó que pasase la jornada del martes sedada, recalcando que la medicación solo se puede facilitar 'bajo prescripción médica'.

Mientras, inicialmente, y a la espera de la conclusión de las diligencias, la Benemérita prevé cumplir el plazo máximo de 72 horas que la madre de Asunta podría estar detenida. En principio, el plazo establecido es de 48 horas, pero, al tratarse de una detención policial, es prorrogable a 72 horas si se considera que exista una 'causa justificada' para concluir las diligencias abiertas por la investigación.