Público
Público

El juez investiga las filtraciones sobre el accidente de Spanair

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juez de Madrid Juan Javier Pérez, que investiga el accidente aéreo de Spanair en el que murieron 154 personas,ordenó el viernes iniciar un proceso paralelo sobre la filtración de datos de la investigación del siniestro, informaron fuentes judiciales.

A principios de esta semana, los diarios El País y El Mundo publicaron un borrador del informe de la Comisión de investigación deAccidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC), en el que se adelantaba que un fallo en el sistema de alerta de la cabina de los pilotoscontribuyó al accidente, al no avisarles de que los 'flaps' de las alas no se habían desplegado correctamente mientras el MD-82 aceleraba enla pista de despegue de la T-4.

Ayer, la página web del diario El País colgó un vídeo, grabado al parecer por las cámaras de la AENA en el aeropuerto, donde se puede veral McDonnell Douglas-82, que iba a Gran Canaria, elevarse unos metros y en seguida caer al suelo, arrastrándose centenares de metros hastaque se detiene junto a un arroyo.

Las filtraciones han molestado al juez del caso, que el viernes adoptó dos medidas: deducir testimonio para incoar procedimiento por undelito de revelación de secretos y solicitar a la Guardia Civil que recabe información sobre el vídeo, como ya hiciera el lunes con el borrador,dijeron fuentes judiciales.

Además de las medidas del juez, que podrían acarrear un delito penal, la filtración ha irritado a algunos integrantes de la comisión,dependiente de Fomento, y provocó el jueves la dimisión del representante de los pilotos, según el diario El Mundo.

Valentín Villarroel se habría retirado de la comisión por sus discrepancias con ella y la filtración del borrador del informe preliminar delaccidente, que ofrecía el jueves el mismo diario.

Esta retirada se suma a la de los dos peritos del Colegio Oficial de Pilotos de Aviación Comercial, que rechazaron seguir colaborando enlas investigaciones por las continuas filtraciones a la prensa, según la misma información.

Además, estos hechos habrían retrasado hasta la próxima semana la publicación oficial del informe preliminar sobre el accidente.

Ante las preguntas de los periodistas que especulaban con que la filtración pudiera proceder del propio Ministerio de Fomento, lavicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, declaró que el Ejecutivo es contrario a las filtraciones, que considera "unapráctica completamente equivocada".

"Lamento muchísimo que se produzcan filtraciones. Es un tema muy delicado (...). Hay que ser sumamente respetuosos, los familiares tienentodo nuestro apoyo. El Gobierno va a trabajar para que tengan la seguridad de que se sabrá toda la verdad y se depurarán lasresponsabilidades", declaró tras la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

"Es fundamental respetar los procedimientos, el dolor de las victimas y sus derechos", manifestó.