Público
Público

El juez irlandés aplaza su decisión sobre De Juana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El magistrado norirlandés que tramita la extradición a España del etarra José Ignacio de Juana Chaos aplazó el viernes su decisión después de una nueva vista celebrada en Belfast.

El abogado del etarra, Edward Fitzgerald, argumentó ante el juez Tom Burguess que la orden de busca y captura emitida por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco contiene diversos defectos, entre ellos que no hay un equivalente en el Derecho británico del delito por el que se pide su extradición, que es el de enaltecimiento del terrorismo.

También argumentó que la condena máxima en España es de dos años, cuando para que haya una extradición tiene que ser por un delito con una condena máxima de tres; y que la transcripción de las supuestas palabras de De Juana Chaos leídas en un acto de homenaje en el País Vasco después de su liberación no son exactas, y aunque lo fueran, no pueden entenderse como enaltecimiento del terrorismo.

Por último, el abogado Fitzgerald señaló que la investigación judicial en España está todavía en la fase de instrucción y no en la del proceso propiamente dicho, como dijo que requiere la concesión de una extradición.

Stephen Ritchie, abogado de la fiscalía británica y en representación de la Audiencia Nacional española, aseguró que el juez Velasco ya contestó apropiadamente a las preguntas planteadas por el juez Burgess.

Además señaló que las diferentes jurisdicciones tienen una visión diferente de cuando empiezan o terminan las fases de instrucción y los procesos.

Burgess estudiará ahora los distintos argumentos antes de dar un dictamen.

De Juana Chaos viajó a Irlanda tras salir de prisión en España el 2 de agosto. Primero fue a Dublín y luego a la capital de Irlanda del Norte, donde está en libertad condicional bajo fianza.

El etarra, considerado uno de los más sanguinarios de la banda, ha pasado 21 años en la cárcel después de ser condenado a 3.000 como autor material de 25 asesinatos, aunque se benefició de las redenciones penitenciarias del Código Penal de 1973. Su última condena fue por enaltecimiento del terrorismo.