Publicado: 19.11.2014 16:56 |Actualizado: 19.11.2014 16:56

El juez militar rechaza el 'habeas corpus' del teniente Segura: continuará bajo arresto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Juzgado Togado Militar Territorial número 12 de Madrid ha decidido hoy no admitir el habeas corpus invocado por el teniente del Ejército de Tierra Luis Gonzalo Segura contra su arresto preventivo de 30 días. 

"Ni se le ha escuchado", ha comunicado su abogado en declaraciones a este medio, explicando que el magistrado militar ha considerado legal el arresto preventivo de un mes impuesto a Segura por vía administrativa militar. "Se le ha tomado declaración de 10 a 14 horas por otro de los expedientes que tiene abiertos, y a las 14.15 me han comunicado la inadmisión del procedimiento", ha confirmado.

Su abogado está estudiando presentar un recurso de amparo ante el ConstitucionalEl letrado ha adelantado que ante esta decisión del Juzgado Togado Militar, él y su cliente están estudiando presentar un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional. Además ha denunciado que, dadas las duras condiciones que el Ejército ha impuesto a Segura, su comunicación de carácter personal con él está siendo muy difícil.

Público ha podido saber que su participación en el programa de La Tuerka del jueves 6 de noviembre —La militarización de la democracia— ha sido uno de los detonantes de su detención. Dos días antes, el teniente no asistió a una citación para declarar por encontrarse enfermo, presentando un parte médico ante la autoridad militar competente.

Sin embargo, la administración castrense ha considerado una insubordinación su participación en el programa de Juan Carlos Monedero tras declarase enfermo un par de días antes. El abogado de Segura destaca en este caso la falta de legitimidad de este argumento, puesto que el teniente "tiene derecho a no declarar".

El Ejército le acusa de violar el código disciplinario de las FFAA por sus denuncias a través de PúblicoAdemás, su colaboración con este medio a través del blog Un paso al frente ha provocado que el Ejército le acuse de violar dos artículos del Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas (FFAA). En concreto, el 8.18, que se refiere a hacer reclamaciones, peticiones o aseveraciones falsas y contrarias la disciplina a través de un medio de comunicación social, y el artículo 8.32, que alude a emitir o tolerar manifiesta y públicamente expresiones contrarias a las FFAA.

En concreto, el Ejército señala su post del pasado viernes —Los soldados no son perros ni los tenientes coroneles, marqueses—, en el que denunciaba que los soldados de una unidad de infantería de marina de maniobras recibieron comida en mal estado (cobrada a 22 euros por día) mientras un teniente-coronel destinado en Valencia utilizaba a los militares bajo su mando para reformar el chalet que le había sido asignado. 

El trato que el Ejército dispensa al teniente Segura no ha mejorado en su segunda jornada de arresto. Tras ser detenido por sorpresa, sin permitirle retirar su coche del aparcamiento público donde lo tenía estacionado, recoger ropa para estos 30 días o ser sometido a un exhaustivo registro a su entrada al centro disciplinario, fuentes cercanas al teniente aseguran que el Ejército no le ha permitido acceder a tratamiento médico tras sentirse indispuesto en su primera noche de reclusión.

La huelga de hambre de 22 días que protagonizó para protestar por su primera condena de dos meses de arresto le dejó secuelas. Este martes, en su primera noche en el centro disciplinario de Colmenar Viejo (Madrid), el teniente se sintió indispuesto y requirió atención médica. Tras tratarle, el doctor que le atendió le recetó unas medicinas que no ha podido comprar al no disponer de dinero.