Público
Público

El juez no le cree

No hay constancia de que el presidente valenciano pagase los trajes y sí de que los abonó la trama Gürtel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Desde el punto de vista del juez José Flors no hay mucho espacio para la duda. El auto judicial publicado el lunes asegura taxativamente que 'no existe constancia' de que el precio de los trajes que Francisco Camps encargó a la tienda madrileña Forever Young 'fuese abonado en caja y en metálico como afirmó en su declaración'. Los documentos de pago en efectivo aportados por la empresa propietaria de la tienda 'no se corresponden ni con el número de prendas ni con el género del tejido que parece en las hojas de encargo ni la cualidad de trajes a medida, ni coinciden tampoco las fechas que aparecen en esos documentos con aquellas en las que el expresado señor dijo haber efectuado los pagos'.

Toda la estrategia de defensa de Camps (y del PP) se basa en su palabra. Él sostiene que pagó los trajes y Mariano Rajoy le cree, a pesar de que no tiene prueba alguna de que lo que dice sea cierto. El líder del PP antepone el empeño testimonial del presidente valenciano a las pruebas documentales reconocidas por el juez, según las cuales quien de verdad pagó los trajes fue Orange Market, la empresa que recibió adjudicaciones millonarias de la Generalitat Valenciana.

Camps explicó al juez que pagó en efectivo los trajes, pero no aportó ninguna prueba. A modo de explicación, en su declaración ante el Tribunal Superior de Justicia el presidente valenciano manifestó que nunca usa tarjeta de crédito y que es su esposa, Isabel Bas, quien dirige la economía familiar. Fuera de Valencia, precisó, es ella la que le da dinero, bien del banco o bien de la caja de la farmacia de la que es propietaria. Pero no pudo mostrar al juez ni una sola factura que apoye esta declaración y rebata los documentos que sí obran en poder de los tribunales y corroboran que en realidad fue Orange Market quien pagó los trajes.

Las conclusiones del juez contrastan con la opinión de Rajoy, que a finales de abril aseguraba que 'Camps no ha recibido ningún traje'. Hace apenas un mes, insistía: 'El propio Camps ha dicho que él ha pagado' y 'estoy seguro de que los ha pagado'.

La opinión de los dirigentes del PP sobre la gravedad de los hechos tampoco coincide con la expresada en el auto. Mientras Rajoy afirma que 'afecta a la inteligencia decir que alguien se va a vender por tres trajes', Flors sostiene que el objetivo de la trama Gürtel era 'lograr el agasajo o provocar la complacencia' de Camps, 'obviamente para poder contar con su gratitud o con su favor'.