Publicado: 14.10.2015 14:58 |Actualizado: 14.10.2015 14:58

Un juez obliga al grupo Villar Mir
a paralizar su macroproyecto inmobiliario en el centro de Madrid

Las obras en el complejo Canalejas podrían reanudarse si OHL entrega un aval, algo que la empresa ya está estudiando.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
Canalejas (EFE)

MADRID.-La empresa OHL ha paralizado esta miércoles las obras en el complejo de Canalejas. A las 9.30 de esta mañana, el secretario judicial ha entregado "in situ" al representante del grupo Villar Mir el auto del 9 de octubre en el que el juzgado de primera instancia número 54 de Madrid ordenaba parar cautelarmente las obras del macroproyecto urbanístico que se promueve en el centro de Madrid.

Desde la compañía han asegurado que lo que les han notificado esta mañana 'in situ' no ha sido el auto judicial ni la demanda, sino una instrucción con los detalles de la suspensión de las obras.



"Por tanto, nosotros desconocemos de momento los argumentos que están detrás de dicha suspensión ni tenemos constancia de formar parte del procedimiento. No tenemos conocimiento formal, sino sólo lo publicado por los medios de comunicación", han indicado las mismas fuentes.

No obstante, la instrucción es clara en la paralización de los trabajos y han dado órdenes para que se cumpla esta misma mañana. No obstante, dicho documento "permite que se realicen los trabajos necesarios para conservar la parte ya realizada", es decir, de mantenimiento.

Además, la instrucción también apunta que se puede acordar el levantamiento de la suspensión de las obras mediante una caución, es decir, la entrega de un aval. La compañía del Grupo Villar Mir ya está estudiando esta posibilidad.

Ambas cuestiones ya las reflejaba el propio auto, según han indicado a Europa Press fuentes judiciales. Además, una vez reciban la resolución judicial, la constructora también podría recurrir el auto para proseguir las obras antes de la vista judicial prevista para el 11 de diciembre.

El conflicto

El pasado viernes el juez admitió a trámite la demanda de suspensión de obra nueva presentada por la sociedad R&A Palace Gestión -la sociedad que impulsó inicialmente el proyecto- y ordenó la paralización inmediata de todos los trabajos de los siete edificios.

Además, a principios de este año técnicos del Ayuntamiento comprobaron que los obreros están realizando una seria de actuaciones "no autorizadas" que podían dañar elementos calificados como bien de interés cultural. Meses después, el propio Consistorio suspendió una parte de las obras al comprobar que además se habían derribado otros elementos en zonas protegidas.

Por su parte, la Comunidad de Madrid abrió un expediente ante la posibilidad de que se hubieran retirado elementos protegidos inadecuadamente, lo que les llevaría a determinar si se había producido una irregularidad y cabía la sanción. La Fiscalía les pidió información haciéndose cargo del asunto, motivo por el que el expediente regional quedó paralizado.

Ahora, los nuevos gobiernos local y regional, el Grupo Villar Mir y el Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM) han alcanzado un acuerdo, presentado ayer, por el que se sacrifica edificabilidad en la operación Canalejas para reducir el impacto visual, lo que se traduce en la reducción del número de pisos de lujo (de una treintena a 22), en habitaciones del hotel de la cadena Four Seasons y en metros cuadrados del centro comercial, sumado al descarte de las dársenas subterráneas de autobuses.