Publicado: 09.12.2014 14:52 |Actualizado: 09.12.2014 14:52

Un juez ordena el cese cautelar de la actividad de Uber en todo el territorio español

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El titular del titular del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid, Andrés Sánchez Magro, ha ordenado este martes la cesación y prohibición en todo el territorio nacional de la actividad de la empresa Uber.

El juez acuerda esta medida cautelar que había sido solicitada por la Asociación Madrileña del Taxi en su demanda contra Uber por posible competencia desleal. En el auto el juez precisa la prohibición de los servicios prestados por la compañía Uber bajo la denominación Uber Pop actual o "cualquier otra que pueda denominarse con idénticos fines por la demandada"

La aplicación Uber permite a los usuarios entrar en contacto con conductores acreditados en Uber para realizar trayectos. En esencia, un servicio de taxi, en el que el juez ve indicios de ilegalidad por que los conductores contratados "carecen de autorización administrativa alguna para desarrollar la labor, y la actividad que desarrollan suponen competencia desleal".

El juez mercantil 2 de Madrid razona en su auto que adopta esta decisión cautelar sin escuchar a la empresa Uber "por el daño que se está ocasionando a los titulares del servicio de taxi" y porque "Uber es una empresa domiciliada en el paraíso fiscal estadounidense de Delaware". El juez abunda en este asunto señalando que Uber se presenta con "una deliberada vocación de opacidad", lo que podría suponer, según Sáncgez Magro, "una facilidad para situarse al margen de las leyes españolas y europeas".

En la misma resolución se oficia a las empresas de telecomunicaciones y de pago electrónico para que prohíban todo tipo de transacciones y alojamiento a la empresa Uber.

Las medidas cautelares se ejecutarán cuando la Asociación Madrileña del Taxi presente el aval del 10.000 euros requerido por el juez, para lo cual tiene tres días tras la notificación del auto en cuestión.

La aplicación seguirá estando operativa en España a pesar de la decisión judicial, debido a que se trata de "una decisión inusual y cautelar", afirma Uber en una nota oficial.

En la nota , Uber señala: "Se trata de un procedimiento judicial comercial altamente inusual y una decisión cautelar presentada contra nosotros y requerida por una asociación de taxis de Madrid."

Uber está "evaluando una apelación a este repentino e inusual procedimiento"

Afirma que el fallo judicial "es incompatible con el amplio reconocimiento político tanto en España como en la Unión Europea a los beneficios de compartir recursos y la economía colaborativa, especialmente en un momento de alto desempleo y de recuperación económica delicada".

Añade que "numerosos organismos de competencia de la Unión Europea han solicitado una desregulación total del sector del taxi, que actualmente actúa como una barrera para la incorporación de nuevas alternativas de movilidad tanto para los consumidores como para la economía".

Afirma que Uber continuará cumpliendo con la legislación española y actualmente "está evaluando una apelación a este repentino e inusual procedimiento".