Público
Público

El juez Pedraz envía a prisión a 5 detenidos en Vitoria por pertenecer a SEGI

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juez Santiago Pedraz ha ordenado prisión para cinco de los seis detenidos hace tres días en Vitoria a los que acusa de pertenecer a la organización ilegal SEGI -cuatro de ellos dirigentes-, ha dejado en libertad con fianza a un sexto y libre con comparecencias a otro que se ha presentado de forma voluntaria.

El juez de la Audiencia Nacional ha considerado que cuatro de ellos son dirigentes de la organización juvenil de apoyo a ETA, SEGI, mientras que a Jon Ligerzane, a quien le ha impuesto una fianza de 24.000 euros y comparecencias semanales en el juzgado más próximo, y a Ander Garayle, otro de los que ha ingresado en la cárcel, les acusa de "mera pertenencia" a esta organización.

Los otros cuatro, que son los presuntos dirigentes de SEGI en Álva, son Bergoi Madernaz, Aitor Juarez, Azaitz García y Ganeko Urzelai.

Pedraz ha dejado en libertad sin fianza a Ion Anda, el joven que se ha presentado voluntariamente esta mañana, porque el material que a él se le ha intervenido sólo tenía relación con la izquierda abertzale, aunque tendrá que presentarse ante las autoridades judiciales todas las semanas.

Los seis fueron detenidos el pasado martes en Vitoria, en una operación contra la violencia callejera coordinada por Pedraz, que dictó ocho órdenes de prisión, pero la Policía sólo encontró a seis de ellos, un séptimo se ha presentado esta mañana en la Audiencia Nacional de forma voluntaria y el octavo sigue huido.

En el auto de prisión, Pedraz afirma que cuatro de los que ha enviado a la cárcel serían "dinamizadores" de una estructura organizada con el fin de "planificar" la violencia callejera y con apoyo a la estrategia diseñada por ETA.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número uno de la Audiencia Nacional les atribuye los delitos de integración en asociación ilícita, estragos y daños terroristas, y detalla en el auto el material incautado en la docena de registros domiciliarios llevados a cabo por la Policía.

Entre este material, se hallaron boletines internos de ETA, "extensa" documentación de SEGI y material utilizado en actos de violencia callejera, como sprays, guantes de látex y un manual para la fabricación de explosivos caseros y otro sobre cómo actuar en caso de una detención.

El juez les ha tomado declaración durante algo más de una hora junto con el fiscal de la causa, Jesús Alonso, que ha pedido prisión para todos en un interrogatorio en el que tres han contestado a las preguntas que se les formulaba, mientras que los otros cuatro se han negado a declarar, informaron fuentes jurídicas.

La operación por la que se detuvo a los seis jóvenes, de entre 21 y 25 años, ha supuesto la desarticulación del grupo de apoyo a ETA del que formaban parte en la capital alavesa, según la Policía.

Entre los actos de terrorismo callejero llevados a cabo en Vitoria, la Policía les atribuye los ataques con cocteles molotov contra dos cajeros del BBVA perpetrados los pasados días 3 y 8 de febrero, el ataque contra la fachada de la Subdelegación del Gobierno de Vitoria el pasado 1 de febrero y la quema de un autobús el 27 de diciembre de 2007.