Público
Público

El juez Pedreira estudia un informe policial sobre los vínculos del alcalde Boadilla y la trama Gürtel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El instructor del "caso Gürtel" en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Antonio Pedreira, analiza desde hace varias semanas un informe policial sobre los contratos del Ayuntamiento de Boadilla del Monte, que dirige Juan Siguero, con empresas de la trama de corrupción.

Fuentes jurídicas han explicado a Efe que el magistrado aún no ha tomado ninguna decisión sobre la solicitud de la Policía, que, según informa hoy el diario El País, ha pedido la detención del actual alcalde de Boadilla, del PP, y de tres ex asesores del Gobierno de la Comunidad de Madrid por intervenir en la adjudicación irregular de contratos a empresas de la red de corrupción.

Se trata, según las mismas fuentes, de un informe de la Unidad de Delincuencia y Económica Fiscal (UDEF) "muy voluminoso" y "detallado", en el que se analizan los documentos intervenidos en los registros practicados en dicho Ayuntamiento, entre los que figuran facturas y contratos con varias sociedades de la trama presuntamente dirigida por Francisco Correa.

Dado el volumen de la documentación, entre la que aparecen contratos con empresas como Servimadrid Integral y Easy Concept Comunicación, es poco probable que Pedreira, que desde la semana pasada se encuentra de vacaciones, tome una decisión.

Tampoco se espera que el juez de guardia Ignacio Moreno, que sustituye este mes a Pedreira, se pronuncie sobre la petición de la Policía, que, según El País, ya ha rechazado la Fiscalía Anticorrupción.

De momento, la única decisión de Moreno, desde que se ha hecho cargo de las investigaciones en ausencia de Pedreira, ha sido rechazar una reducción de la fianza de 75.000 euros impuesta al supuesto testaferro de Correa, Antoine Sánchez, que permanece en prisión, como solicitaba su defensa.

En un auto, al que tuvo acceso Efe, el magistrado consideró que la fianza de Antoine Sánchez, que el pasado 29 de junio se rebajó por tercera vez a 75.000 euros, es equitativa y proporcionada, ya que sigue existiendo riesgo de fuga.

Moreno sostiene que en el caso de Antoine Sánchez cobra especial importancia que "no sólo es el primo de Francisco Correa, sino que existen indicios suficientes y consistentes" de que actuó como su testaferro, "dato del que puede deducirse la posibilidad de riesgo de fuga".