Público
Público

El juez Ruz impone 8 millones de fianza civil al extesorero de AP Ángel Sanchís

El propio imputado pidió que se le fijara a cambio de que se desbloqueasen las cuentas de su empresa de limones La Moraleja, a lo que el instructor ha accedido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha impuesto una fianza de 8 millones de euros al extesorero de Alianza Popular Ángel Sanchis Perales para cubrir las eventuales responsabilidades económicas a las que pueda ser condenado en el futuro por el caso Gürtel, en el que está imputado por blanqueo de capitales.

El instructor considera que Sanchis cooperó en la ocultación de los fondos ilícitos que acumuló el extesorero del PP Luis Bárcenas en Suiza (hasta 48 millones de euros) tras ser imputado este último en 2009 en el caso Gürtel. La colaboración consistió, al menos, en transferir 3 millones de euros desde las cuentas de Bárcenas en Ginebra a una cuenta del HSBC en Nueva York a nombre de la sociedad Brixco, encargada de la comercialización del jugo de limones que elabora la empresa de cítricos La Moraleja, propiedad de los Sanchis en Argentina.

El juez ha atendido parcialmente una petición del propio Sanchis, que este mes solicitó por escrito al Juzgado que se le impusiese una fianza civil por importe máximo de 6 millones de euros, a garantizar con pignoración de acciones de una hija suya en La Moraleja, a cambio de que se levantase el bloqueo de cuentas de esta sociedad y otras vinculadas tanto en Estados Unidos como en Argentina.

Sanchis cooperó en la ocultación de los fondos ilícitos que acumuló el extesorero del PP Luis Bárcenas en Suiza Tanto la Fiscalía Anticorrupción como el juez Ruz establecen la cuantía de la fianza en 8 millones (producto de aplicar a los 6 millones el tercio adicional a que obliga la ley), y admiten que se haga efectiva con acciones de La Moraleja (con el consentimiento de sus titulares) pero además con el saldo de una cuenta en el HSBC de Nueva York de la sociedad TQM, relacionada también con la empresa argentina de los Sanchis.

El juez destaca que una vez verficado el afianzamiento de las responsabilidad pecuniarias establecidas, se alce el bloqueo de las cuentas de La Moraleja acordado en el marco de esta causa, tal como pedía Sanchis. En cualquier caso, si no se afianzan los 8 millones de euros en diez días, se procederá al embargo de quien fue tesorero de Alianza Popular (partido que en 1990 se convirtió en el PP) entre 1982 y 1987.

El auto del juez relata que, de acuerdo a la investigación desarrollada hasta ahora, Sanchis Perales contactó en 2009 con los gestores de las cuentas suizas de Bárcenas, tras conocerse la eventual implicación de éste en el caso Gürtel. La finalidad era cooperar en la ocultación de esos fondos de procedencia indiciariamente ilícita a través de la cuenta de Brixco en el HSBC de Nueva York.

Si no paga los 8 millones de euros en diez días, se procederá al embargo de los bienes de Sanchis De ese modo se transfirieron al menos 3 millones de euros desde una cuenta de Bárcenas en el LGT Bank de Ginebra hasta la citada cuenta de Brixco. Asimismo, a través de varias sociedades relacionadas con Sanchis, el juez cree que se invirtieron esos fondos ocultando su verdadero origen y su propietario verdadero (Bárcenas) incluso repatriando parte de los mismos a España.

La cadena desde la cuenta de Brixco en HSBC habría pasado por una cuenta en el mismo banco de Nueva York de la sociedad uruguaya Rumagol, para acabar, en febrero de este año --cuando ya se había destapado judicialmente la existencia de las cuentas suizas del extesorero del PP-- en otra cuenta en el mismo HSBC neoyorquino de la sociedad TQM capital, de quien ahora el juez Ruz quiere sacar parte de la fianza civil de Sanchis.

El magistrado destaca que aún tiene pendiente de comprobar el destino de distintas transferencias realizadas entre marzo y junio de 2009 desde las cuentas suizas de Bárcenas a otras cuentas del HSBC en Nueva York por importe superior a los 2,8 millones de dólares, por el concepto de inversiones en la sociedad La Moraleja, según la documentación aportada en su momento por las autoridades suizas.