Publicado: 17.12.2013 19:49 |Actualizado: 17.12.2013 19:49

El juez Silva dijo a Blesa que interrogaba igual a un camello que a un banquero

Aseguró que mantenía la misma imparcialidad en la investigación de la compra del banco de Miami o con un acusado de trasladar diez bolas de cocaína

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez Elpidio José Silva defendió el primer día que envió a la cárcel al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa que la Justicia "no tiene diferencias" y que mantenía la misma imparcialidad en la investigación por la compra del City National Bank de Florida que al interrogar a un acusado de trasladar "diez o quince bolas de cocaína" en el interior de su cuerpo o de cometer un robo con violencia.

Así se pronunció el titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid cuando tomó declaración el pasado 16 de mayo a Blesa por su responsabilidad en la adquisición del banco de Florida por parte de Caja Madrid en 2008. Horas después, el magistrado decretó su ingreso en prisión provisional bajo una fianza de 2,5 millones de euros.

La declaración judicial, a la que ha tenido acceso Europa Press, comenzó con la petición de la defensa del banquero y del Ministerio Fiscal de suspender el interrogatorio hasta que no se resolviera la legitimidad de Manos Limpias para personarse en la causa y la recusación del magistrado.

Una pretensión que fue rechazada por Silva alegando que la instrucción no puede quedar afectada por la "mera interposición de escritos" en tanto que no se suscitara un hecho de una relevancia "notoria y exorbitante" que denotara su parcialidad. "Me he comportado como en todos los procedimientos de mi vida. Para mí no hay distinción. No la ha habido ni la va a haber nunca", dijo.

El instructor argumentó que su objetividad viene avalada por sus estudios en el campo jurídico y consideró que no existía "el más mínimo viso" que pueda afectar a imparcialidad. "No veo la más mínima grieta, el más mínimo desbalance a los derechos de este imputado", remachó.

Después de que Silva estimara los hechos objeto de la investigación de "extrema gravedad", Blesa respondió a preguntas de su abogado defensor que la compra del banco con sede en Miami contó con la autorización expresa del Banco de España --"como no podía ser de otra manera"-- y aseguró que el supervisor "miró con lupa" la operación.

"En aquella época el Banco de España era bastante reticente a que una caja comprase un banco", explicó el banquero, que matizó que "no era precisa" la autorización de la Comunidad de Madrid cuando la caja de ahorros adquirió el 87 por ciento del banco.

"Estábamos convencidos de que era un gran banco", prosiguió Blesa, para añadir que se trataba de una entidad con una rentabilidad, una eficiencia y unas oportunidades de negocio avaladas por el Consejo de Administración y por sociedades de calificación.

Se analizó además el nicho de mercado y el crecimiento del PIB y el aumento en los niveles de renta de las familias residentes en Florida, según dijo Blesa, que añadió que hoy en día el banco sigue siendo "viable" según ha podido conocer por "noticias de prensa" sobre sus beneficios.

El ex presidente de la caja madrileña, que se limitó a responder a las preguntas de su defensa, dejó claro que "nunca" gestionó el City National Bank y que "en absoluto" se puede interpretar que se pagara un sobreprecio por su adquisición. "Ojalá se pudieran comprar compañías por el valor de libros. La diferencia es el fondo de comercio", concluyó.