Público
Público

La jueza descarta que el sastre de Camps hiciera facturas falsas

Una sentencia declara improcedente su despido como director de la tienda donde se surtía de trajes el presidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

José Tomás, el ex sastre que tomaba las medidas a Francisco Camps, no elaboró factura falsa alguna. En consecuencia, fue despedido injustamente cuando su jefe, Eduardo Hinojosa, argumentó estas supuestas prácticas fraudulentas para ponerlo en la calle pocos días después de que estallara el caso Gürtel.

Esa es una de las principales conclusiones de la sentencia del Juzgado de lo Social número 8 de Madrid, que ayer declaró improcedente el despido de Tomás de su puesto de director de una de las tiendas de la cadena de ropa Forever Young. El empresario debe pagarle una indemnización de 232.500 euros o readmitirlo. Es la segunda resolución judicial en poco más de una semana que da la razón a José Tomás, principal testigo del presunto delito de cohecho por el que Francisco Camps, presidente valenciano, está imputado.

El 6 de julio, un auto del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), que instruye la causa contra el presidente autonómico, otorgó credibilidad al testimonio del sastre y destacó que no actuaba movido por animadversión hacia los dirigentes del PP.

Ambas decisiones judiciales echan por tierra los argumentos de numerosos dirigentes del PP, que han apostado por desacreditar al testigo para defender la inocencia de Francisco Camps.

La primera línea de ataque al sastre fue la acusación de falsificar facturas y de cometer estafa, apuntada por Federico Trillo el pasado mes de marzo. Las declaraciones de Trillo fueron el comienzo de una larga lista de descalificaciones por parte de dirigentes del PP, como Antonio Basagoiti o María Dolores de Cospedal.

Según la sentencia conocida ayer, queda acreditado que existían facturas en las que se había alterado el concepto de la venta. En el caso de las facturas a nombre de empresas de la trama Gürtel, como Orange Market o Diseño Asimétrico, se había cambiado el verdadero objeto de la compra prendas de vestir por telas sueltas.

Pero el juez exime de toda responsabilidad a Tomás, que ocupaba el puesto de director de una de las tienda de Forever Young. Uno de los testigos reconoce que al menos dos de esas facturas se manipularon a petición de 'clientes importantes', como Pablo Crespo, uno de los dirigentes de la red de empresas comandadas por Correa. El fallo deja claro que Tomás no ordenó realizar dichas facturas y tampoco participó en la elaboración física de las mismas. La juez culpa de esas actividades a otros directivos de Forever Young.

Tomás se enfrenta todavía a una denuncia de su ex jefe por elaborar facturas falsas, presentada el 13 de febrero. La denuncia está en manos del juez instructor del caso Gürtel en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que debe ahora decidir si abre diligencias o procede al archivo, ya que la ley prohíbe que un mismo hecho se enjuicie dos veces.