Público
Público

La jueza embarga a Díaz Ferrán fincas ya en fase de embargo

Ve indicios de que los ex dueños de Marsans agravaron el agujero de 417 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nunca antes un juez que tramita suspensiones de pagos había tenido que dictar un embargo de tal magnitud. La jueza que lleva el concurso de acreedores de Viajes Marsans, Ana María Gallego, ha ordenado embargar al presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán y su socio, Gonzalo Pascual, cinco fincas y sus cuentas, respectivamente, para cubrir el déficit que tiene Marsans, de 417,4 millones. Para tapar este agujero también decreta incautar al actual dueño de Marsans, la empresa Posibilitumm, de Ángel de Cabo, especializada en quiebras de compañías –al que Díaz Ferrán y su socio traspasaron su imperio–, los derechos de crédito, de cobro y sus cuentas y depósitos. Aunque, en el caso de Díaz Ferrán, será insuficiente porque sobre sus cinco parcelas rústicas, situadas en Baralla, un pueblo de Lugo, pesa ya una anotación de embargo de octubre, pendiente de registrar, por el Juzgado de Primera Instancia de Madrid número 64. Así consta en el Registro de la Propiedad.

En los datos registrales de las fincas figura, además, una anotación preventiva de embargo contra Díaz Ferrán, solicitado por el turoperador Pullmantur por una deuda de nueve millones de euros, más otros 2,5 millones en intereses.

Al haber incautaciones pendientes previos, la medida cautelar del embargo preventivo impuesta por la jueza del caso Marsans no vale para tapar ni una parte del agujero y puede obligar a ordenar nuevos embargos. La propia magistrada ya lo aventuraba en su auto, del 1 de noviembre, difundido ayer, al señalar que este embargo “podría ser incluso insuficiente” ya que “pesan sobre los bienes y derechos de los Señores Díaz Ferrán y Pascual Arias previos embargos en otros procedimientos concursales”. Quizá por ello, también determina como medida cautelar, pedida por los supervisores judiciales de Marsans, la confiscación de las cuentas y depósitos que tienen Díaz Ferrán y su socio.

Es la segunda vez en tres meses que un juzgado decreta incautar bienes a los dos ex dueños de Marsans. En agosto, el juez que tramita la suspensión de pagos de Air Comet ordenó requisar a Díaz Ferrán, a Pascual y a dos de sus hijos bienes por importe de 37,6 millones.

El caso de Marsans es muy similar porque la jueza también ve indicios de que los ex administradores de Marsans pudieron haber agravado haber agravado la situación de insolvencia de la agencia de viajes.

La compañía ya era insolvente incluso dos meses antes de pedir suspender pagos y “se demoró” en hacerlo, señala el auto, lo que puede entrañar responsabilidades judiciales. Es más, debía ya dinero a Hacienda y a la Seguridad Social desde 2008. Si al final se determina la culpabilidad de los dos empresarios, podrían ser inhabilitados como administradores de 5 a 20 años. Esto aparte de la incautación de bienes, que se ha ordenado sin escuchar a los afectados ante el “riesgo de que los señores Díaz Ferrán y Pascual Arias pudieran dejar de tener bienes suficientes para responder de las medidas de embargo”.

La magistrada declara su “estupor” ante el hecho de que Díaz Ferrán y Pascual “se dieran de alta como trabajadores” de Marsans cuando ya había impagos. El mismo estupor le provoca que la situación financiera de Marsans en el momento de declararla en concurso de acreedores “sea tal que se adeuden algunas cantidades a los trabajadores” pero “se pacten salarios brutos” de 125.000 a 500.000 euros. En estos pagos puede incluir los 170.000 euros netos que se autoasignaron, cada uno, Díaz Ferrán y su socio antes de que cayera Marsans.

Posibilitumm no sale indemne. Los supervisores judiciales le acusan de no colaborar y de “grave inexactitud” en los datos que da de Marsans. El ministro de Fomento, José Blanco, dijo que Fomento saldrá beneficiado del concurso de Air Comet porque cobrará los 6,3 millones adeudados, informa EP.

DISPLAY CONNECTORS, SL.