Público
Público

El juicio al presunto lugarteniente de "Txeroki", Harriet Aguirre, será en enero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tribunal Correccional de París fijó hoy la fecha del juicio a Harriet Aguirre, considerado como ex "número dos" del aparato militar de ETA cuando lo dirigía Garikoitz Aspiazu "Txeroki", y a los presuntos etarras Idoia Mendizábal y Alberto Garmendia, para los próximos 19 y 20 de enero.

El tribunal fijo la fecha en un vista a la que no asistió Aguirre "por razones de salud", según dijo su abogada.

Los otros dos acusados sí estuvieron presentes en la audiencia en la que la presidenta del Tribunal, la magistrada Nathalie Dutartre, confirmó que el juicio se celebrará finalmente en enero, en contra de lo que habían anunciado fuentes judiciales, según las cuales el proceso debía comenzar hoy.

En la misma audiencia, la defensa de Mendizábal y Garmendia solicitó la puesta en libertad de ambos, una petición que la presidenta de la sala rechazó tras retirarse a deliberar durante unos minutos.

Los tres presuntos terroristas fueron detenidos en 2005 en una casa de Arpajon-sur-Cere, una pequeña localidad de las afueras de Aurillac, en el departamento de Cantal (centro de Francia).

Además del delito de asociación de malhechores con fines terroristas, deberán responder de otros cargos, como el de tenencia de armas y de explosivos en banda organizada, uso de documentos falsos, receptación de robo de vehículo y uso de placas de matrículas falsas.

En el momento de su arresto, Aguirre estaba considerado por los expertos en la lucha antiterrorista como la mano derecha de "Txeroki", el entonces jefe militar de la banda terrorista, cuyas huellas se encontraron en algunos documentos incautados en el piso en el que fueron arrestados los tres acusados.

En el interior de la vivienda, las fuerzas de seguridad hallaron un pequeño arsenal de armas y explosivo, material informático y abundante documentación falsa.

En el registro se descubrieron además útiles para robar vehículos, artículos con el emblema de ETA, publicaciones internas de la banda, manuales para el uso de armas y explosivos, material para la formación de activistas y ficheros con mapas en los que se indicaban los lugares de los atentados o intentos de atentados cometidos en 2004 y 2005.

Asimismo, en un garaje aledaño al piso en el que se les arrestó, se localizó un coche que había sido robado en Francia, con sus correspondientes placas de matrículas falsas.

Aguirre, de 30 años, comenzó su actividad terrorista con la violencia callejera ("kale borroka"), al igual que su compañera Mendizábal.

Su primera acción sangrienta data de marzo de 2001, cuando se considera que participó, según el ministerio del Interior español, en el asesinato del teniente de alcalde de Lasarte (Guipúzcoa), el socialista Froilán Elespe Inciarte.

Al año siguiente, huyó a Francia al ser desarticulado el "comando Bakartxo".

Idoia Mendizábal Múgica, de 32 años y encuadrada por los expertos antiterroristas españoles en el aparato militar de ETA, fue presuntamente la autora material del atentado con bomba-lapa en febrero de 2002 contra el entonces dirigente de las Juventudes Socialistas Eduardo Madina, que le costó la amputación de una pierna.

Se le relaciona además con el envío de tres paquetes-bomba a otros tantos miembros de la prensa del País Vasco en 2002, así como con la colocación ese mismo año de una bomba en un carrito de la compra, que explotó al paso de la teniente de alcalde de Portugalete (Vizcaya), la socialista Esther Cabezudo, que resultó herida.

Alberto Garmendia Lazunza, de 30 años, entró en clandestinidad en 2003 y se le considera vinculado con distintos atentados de la banda cometidos en 2004.

Sus huellas se encontraron también en documentos sobre la fabricación de explosivos incautados en otra operación contra miembros de la banda armada.

Las fuerzas de seguridad creen que perteneció al aparato militar y participó en las actividades de formación de activistas.