Público
Público

El juicio a Massera por la muerte de italianos prosigue con nuevos testimonios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juicio en ausencia contra el ex dictador argentino Emilio Massera por la desaparición y muerte de tres italianos durante la dictadura de Argentina (1976-1983) proseguirá mañana en Roma con una audiencia que contará con nuevos testimonios.

El Tribunal Ordinario de Roma que juzga al ex dictador escuchará, a partir de las 08.30 horas GMT la declaración de Ángela Boitano, representante de la asociación de Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas, y del director de cine chileno Marco Bechis, retenido durante la dictadura argentina.

Según informó hoy a Efe Jorge Iturburu, apoderado de los querellantes de la causa, en la audiencia de mañana se anunciarán las fechas de las próximas vistas del proceso judicial, que comenzó el pasado 30 de septiembre después de que hace cuatro años quedara suspendido el caso por una supuesta "demencia" de Massera.

El proceso, cuyas tres vistas anteriores han escuchado el testimonio, entre otros, del secretario de Derechos Humanos de Argentina, Eduardo Luis Duhalde, juzga la desaparición, tortura y asesinato de los italianos Angela Aietta Gullo, Giovanni Pegoraro y de su hija Susana entre 1976 y 1977.

El juicio comenzó el pasado septiembre en ausencia de Massera, de 84 años, después de que el 6 de abril de este año el juez decidiera procesarlo, tras aceptar una nueva pericia médica en la que se asegura que el ex dictador está en "plenas facultades" para afrontar un proceso.

En 2005, el sumario por la supuesta implicación del ex dictador en el caso, que fue separado del proceso principal por la muerte de los tres italianos, quedó suspendido por un informe pericial que determinaba que el acusado padecía "demencia".

El sistema judicial italiano contempla que puedan celebrarse juicios "por derecho de sangre" en ausencia ante delitos cometidos en cualquier parte del mundo contra ciudadanos de Italia, como es el caso de Massera, quien se encuentra en Argentina.

El ex dictador integró junto a Jorge Rafael Videla y Héctor Agosti la primera Junta Militar que gobernó Argentina y dirigió el Grupo de Tareas en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) de Buenos Aires, principal centro de detención y tortura, donde fueron conducidos y posteriormente desaparecieron los tres italianos.

Gullo desapareció el 5 de agosto de 1976 tras ser detenida por apoyar a los opositores al régimen, entre los que se encontraba su hijo Juan Carlos Dante Gullo, actual diputado en Argentina.

Tras su arresto el 18 de junio de 1977 en la ESMA, tampoco se volvió a tener noticias de Pegoraro y de su hija Susana, militante peronista, quien dio a luz a una niña durante su detención que fue entregada a una familia.

Por este mismo caso, fueron condenados anteriormente en rebeldía a cadena perpetua en primera instancia (14 de marzo de 2007) y en apelación (24 de abril de 2008) los ex oficiales argentinos Jorge Eduardo Acosta, Alfredo Ignacio Astiz, Jorge Raúl Vildoza y Antonio Vañek.

Además, el Tribunal Supremo italiano confirmó el pasado 26 de febrero la condena a Astiz, ex oficial de la Marina argentina y el único que había presentado recurso en última instancia por esa pena dictada por la desaparición y muerte de los tres italianos.