Público
Público

Julianne Moore recibe el premio a la carrera en el Festival de Roma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La actriz estadounidense Julianne Moore se convirtió hoy en la protagonista femenina del Festival de Cine de Roma al recibir el premio Marco Aurelio Acting Award, un galardón en reconocimiento a toda su carrera que le entregó el italiano Paolo Sorrentino, el director del cuarteto musical "Il Divo".

Antes de la proyección al público de su última película, "The kids are all right", que compite en la sección oficial del certamen, los espectadores pudieron ver la versión más espontánea y divertida de Moore, que se rindió a su público y dedicó el premio a los actores, directores y guionistas con los que ha trabajado.

"Yo sólo busco historias que me permitan expresarme como actriz, pero dependo siempre de la palabra. Ahora siento que he conseguido hacer lo que soñaba de niña: meterme dentro de los libros", dijo la actriz al recibir el galardón.

Julianne Moore se convierte así en la ganadora más joven del Marco Aurelio Acting Award, después de que lo lograran Sean Connery, Sophia Loren, Al Pacino y Meryl Streep en las anteriores cuatro ediciones del festival.

"Es un honor entrar en este magnífico grupo de actores", subrayó Moore.

Paolo Sorrentino, recién llegado de Estados Unidos de rodar su última película, "This must be the place", protagonizada por Sean Penn, mostró su predilección por Moore, a quien identificó como su actriz "favorita".

"Aprovecho para presentarme como candidato a dirigirla", exclamó el cineasta, una invitación que Moore aceptó "encantada".

Aunque saltó a la fama en 1997 con "Jurassic Park: The Lost World", de Steven Spielberg, Moore (Estados Unidos, 1961) había trazado hasta entonces una prolífica carrera como actriz de teatro y televisión, donde se hizo popular con la serie "As the world turns", que le brindó un premio Emmy.

A partir del éxito de Spielberg la carrera cinematográfica de la actriz creció a un ritmo vertiginoso, con más de veinte películas en una década, y, según ella misma, casi por casualidad.

"Jamás pensé convertirme en actriz cinematográfica", comentó hoy en la presentación de "The kids are all right", donde Moore encarna a una lesbiana madre de familia.

La intérprete explicaba que, después de haberse dedicado fundamentalmente al teatro y a la televisión, "de repente" se encontró con una amplia filmografía a sus espaldas.

A finales de los noventa comenzó a sumar títulos como "El gran Lebowski" (1998), "The end of the affair" (1999) o "Magnolia" (1999), y poco después su nombre se convertiría en uno de los más recurrentes en las nominaciones a los Óscar, con cuatro candidaturas, dos de ellas en 2003, a mejor actriz y mejor actriz de reparto por "Far From Heaven" y "The hours", respectivamente.

Estos dos papeles le brindaron los dos galardones más importantes de su carrera, la Copa Volpi a mejor actriz en el Festival de Venecia -por "Far from heaven"- y, en Berlín, el Oso de Plata -por "Las horas"-, premio que compartió con sus compañeras de reparto, Meryl Streep y Nicole Kidman.

Además, Julianne Moore ha estado ocho veces nominada a los globos de oro y dos a los BAFTA.