Público
Público

Julio Iglesias cautivó con sus clásicos al público de Bogotá

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cantante español Julio Iglesias cautivó con sus canciones más famosas y románticas a las 1.400 personas que acudieron al concierto de gala que ofreció esta noche en Bogotá, y que pagaron entre 150 y 400 dólares para verle.

Pese a la deficiente acústica del recinto de Corferias elegido para este concierto, su público fiel coreó y suspiró con canciones como "Nathalie", "Soy un truhán soy un señor", "Me va", "Me olvidé de vivir" o "De niña a mujer", y con otras piezas de su nuevo álbum en francés.

Julio Iglesias, acompañado de un grupo de cinco músicos -teclados, bajo, guitarra, batería y saxo- y tres coristas, hizo las delicias del público con interpretaciones de su "Romantic Classics", de 2006, con canciones como "Always on my mind" o "Waiting for a girl like you".

En tono de broma, o quizás no, el cantante se dirigió al público para asegurar que "soy el más grande de todos los tiempos, sin lugar a dudas", lo que provocó los aplausos de la concurrencia, entre la que abundaba gente de la televisión, de la farándula, algunos políticos y muchos admiradores.

Recordó que hacía veinte años que no cantaba en Bogotá y prometió que el próximo mes de octubre regresará a Colombia para "cantar no ante mil quinientos sino ante treinta mil".

"Cuando venía a Colombia no podía cantar sin antes hacer el amor", afirmó, pero ahora con 64 años "necesitaría una ambulancia", dijo el cantante que según sus promotores ha vendido más de 250 millones de copias de sus álbumes.

Ya en un plano más serio, Julio Iglesias se refirió a la situación del país y en particular a los secuestrados, algo que siente "muy de cerca", dijo, al recordar que su padre había sido secuestrado por la banda terrorista vasca ETA en 1981.

"Qué lástima que en países tan bellos como los nuestros haya libertad con precio", se lamentó.

Hora y media de concierto y tres bises, la gente de pie, alguna señora tratando de subir al escenario y muchas rosas lanzadas por el público, pusieron fin al concierto de gala de Julio Iglesias.