Público
Público

Juncker descarta una recesión en Europa y sólo espera una ralentización

El presidente del Eurogrupo sostiene que el crecimiento económico en la zona euro estará sólo ligeramente por debajo del 2%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, se muestra convencido de que en Europa no hay riesgo de recesión, y sostiene que el crecimiento económico en la zona euro estará sólo ligeramente por debajo del 2 por ciento.

'No habrá recesión en Europa', subraya en una entrevista publicada hoy por Les Echos Juncker, que reconoce que en la zona euro 'es verdad que el crecimiento será menos fuerte que en 2006 y 2007, pero no será más que ligeramente inferior al potencial de crecimiento, es decir, del 2%'.

Recuerda que en la reunión del Eurogrupo del pasado 21 de enero los participantes habían concluido por unanimidad que 'en Europa no había riesgo de recesión, al contrario que en Estados Unidos' ni hacen falta el mismo tipo de medidas ante la crisis financiera, por lo que 'no tiene razón de ser un plan de relanzamiento para nosotros'.

Juncker, que es también primer ministro de Luxemburgo, estima que la demanda francesa de organizar una cumbre de jefes de Estado y/o de Gobierno del Eurogrupo, como ha solicitado Francia, 'no es una idea absurda', pero pone dos condiciones.

Valor añadido 

La primera es que tenga un temario definido y preciso, y la segunda que haya seguridad de que se pueda aportar 'valor añadido'.

Insiste en que la canciller alemana, Angela Merkel, está 'ampliamente apoyada' por otros países en su idea 'los Estados miembros (del Eurogrupo) deben respetar la independencia del Banco Central Europeo' (BCE), por la que recordó que también se han pronunciado tanto el presidente francés, Nicolas Sarkozy, como su primer ministro, François Fillon.

Después de que diversos responsables franceses se hayan mostrado en favor de que el BCE baje sus tipos de interés ante los signos de ralentización, Juncker puntualiza cuál es la posición del Eurogrupo.

Sostiene que 'creemos que sería malsano, e incluso peligrosos en el contexto actual de nerviosismo de los mercados bursátiles explicar en el exterior qué opinión se ha forjado el Eurogrupo sobre el nivel oportuno de los tipos de interés'.

Juncker dice no compartir 'totalmente la inquietud' de la Comisión Europea sobre la capacidad de Francia de controlar su déficit público y cumplir el compromiso de llegar al equilibrio en el horizonte de 2010.

Pero añade que Francia tendrá que hacer 'esfuerzos de consolidación suplementarios' para respetar esos compromisos.