Público
Público

Juncker quiere que se presione a los bancos para que presten más

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Es difícil saber si la crisis económica ha empeorado, pero los Gobiernos deberían presionar a los bancos para que presten más dinero a sus clientes, dijo el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, en declaraciones publicadas el lunes.

Podrían pasar algunos meses hasta que se sientan los efectos del recorte récord que dispuso el mes pasado el Banco Central Europeo (BCE) sobre sus tipos de interés, y tanto 2009 como 2010 serán años difíciles, agregó Juncker en una entrevista con el periódico francés Le Figaro.

No obstante, dijo tener esperanzas de que la situación se normalice hacia 2011 y 2012.

Preguntado si la crisis económica había empeorado, Juncker dijo al periódico: "Es difícil saberlo. Nos movemos en la niebla. No tengo la impresión de que la crisis haya empeorado, pero no estoy seguro tampoco de que lo peor haya pasado".

Si bien los bancos le dicen que no han disminuido sus préstamos, las empresas sostienen lo contrario.

"Por lo tanto, es lógico exigir un mayor compromiso (para prestar) por parte de las entidades financieras. Los Gobiernos deben ser capaces de poner presión sobre ellos", dijo Juncker.

Preguntado sobre si deberían aprobarse medidas o multas contra las firmas financieras, Juncker dijo que él no creía que en este punto fuera necesario aplicar "instrumentos normativos".

"Pero si los bancos persistieran en su actitud, no se puede descartar que los Estados piensen formas de presión legal", dijo, sin dar detalles acerca de la idea.

Juncker dijo que Alemania, que elabora un segundo plan de estímulo tras un primer paquete que el Gobierno estimó en 31.000 millones de euros, se había dado cuenta de que sus medidas iniciales habían sido insuficientes.

Sin embargo, dijo también que las medidas de estímulo no deberían venir a expensas de la consolidación presupuestaria.

Juncker agregó que el creciente déficit presupuestario de Estados Unidos podría agudizar los desajustes económicos.

"El déficit presupuestario de Estados Unidos debería llegar al 8 por ciento en 2009, frente al 3 por ciento en 2008. Existe el riesgo de que los desequilibrios globales empeoren, especialmente de los tipos de cambio (...) debemos seguir vigilantes porque podría surgir una segunda crisis", agregó.

Los precios del petróleo son otra fuente de preocupación y han visto una volatilidad "extrema", dijo.