Publicado: 02.12.2014 20:27 |Actualizado: 02.12.2014 20:27

Junqueras apuesta por elecciones ya, listas separadas y un Govern de concentración

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha detallado su hoja de ruta para conseguir la independencia de Catalunya, con una propuesta que presenta diferencias notables con la dibujada hace justo una semana por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, presente hoy en el acto. En un acto que ha reunido unas 2.200 personas en el Palacio de Congresos de Barcelona -lleno absoluto-, Junqueras ha rechazado la propuesta de candidatura unitaria independentista planteada hace siete días por su homólogo de CiU y ha defendido la necesidad de concurrir a las elecciones autonómicas con distintas listas que muestren la “diversidad del país” pero compartan la independencia como punto programático.

 

El líder de ERC también se ha mostrado partidario de constituir un gobierno de concentración “lo más unitario posible” inmediatamente después de unos comicios que deben ser “pronto”. Según su visión, el futuro ejecutivo debe “actuar como un estado independiente” desde el primer momento.

 

Casualidad o no, Junqueras ha pronunciado su conferencia, titulada Llamamiento a un nuevo país: la República Catalana, en un espacio situado en la Avenida Diagonal, justo en el extremo opuesto de la ciudad que el Auditorio Fórum, donde Mas intervino el pasado martes. En un ambiente con muchas menos corbatas y en las que prácticamente tampoco había banderas esteladas -la enseña independentista-, Junqueras ha articulado un discurso con un fuerte contenido social, en el que ha subrayado que la independencia es una herramienta para construir un país más justo y ha sido contundente en su rechazo a la corrupción, una lacra que ha afectado con dureza a CiU, la formación que lidera Mas. Minutos antes del inicio, varios asistentes consultados por Público, como Eulàlia o Maxi, se habían mostrado partidarios de rechazar la propuesta de lista unitaria de Mas porque “con CiU no queremos ir a ninguna parte”.  

 

El dirigente soberanista no ha mencionado al presidente de la Generalitat ni a su hoja de ruta hacia la independencia en ningún momento de su intervención, pero es evidente que ha querido desmarcarse de él y destacar los puntos que separan las dos propuestas. El más relevante, es que si Mas planteó la necesidad de articular una candidatura independentista unitaria -básicamente formada por CiU, ERC y miembros destacados de la sociedad civil catalana-, Junqueras ha sido rotundo en la necesidad de que haya distintas listas, con la independencia como punto común.

 

“La unidad de todos es más valiosa que la unidad de unos cuantos”, ha afirmado Junqueras, para quien de lo que se trata en los próximos comicios autonómicos es de “maximizar el número de diputados” independentistas”. “Todos han de encontrar un referente de aquellos elementos políticos, culturales, sociales y económicos que le hagan sentir cómodo”, ha manifestado. Las distintas listas independentistas podrían compartir, eso sí, una parte del nombre, celebrar algún acto conjunto durante la campaña, incorporar personalidades independientes relevantes que sirvan de elemento de “conexión” y, sobretodo, formar un “gobierno de la máxima unidad posible” después de pasar por las urnas.

 

“Actuar como un estado desde el primer momento”

 

Junqueras ha dejado claro que las elecciones se deben celebrar “pronto” para conseguir un “mandato democrático” hacia el estado propio, mientras que el presidente catalán vinculó su convocatoria a la articulación de la lista unitaria. El máximo dirigente de ERC también ha dibujado la tarea del hipotético gobierno de concentración, que debería “tomar medidas relevantes” como “actuar como estado independiente” desde el primer momento. Y es que, según él, la única opción para negociar la secesión con el gobierno español es hacerlo “entre iguales”, pero es imposible entablar conversaciones “con quien no te quiere reconocer ni como parte”.

 

El nuevo ejecutivo catalán debería, a parte, aprobar una ley de transitoriedad jurídica para garantizar que las leyes españolas seguirían vigentes en Catalunya mientras no fueran sustituidas. Además ha planteado realizar un proceso constituyente a la vez que se crean las estructuras de estado, como la Hacienda propia o la seguridad social catalana, porque sin ellas “nos mantendríamos debajo del control del grifo que tiene el gobierno español”.

 

El camino independentista dibujado por Junqueras no culminaría con la celebración de unas nuevas elecciones, sino con un referéndum en el que se tendría que votar la Constitución de la República catalana y que serviría para validar todo el proceso. Mas planteó la necesidad de convocar un referéndum para ratificar la independencia, pero el líder republicano se ha mostrado tajante en este punto: “Las [siguientes] elecciones son para votar la independencia. El referéndum es para ratificar la Constitución. No hace falta votar dos veces la independencia”. Junqueras ha dejado claro que para él la independencia de Catalunya no puede separarse de un país “más justo y limpio”, que tenga como uno de sus “nervios” la “lucha contra la corrupción”, y ha afirmado que la cuestión debe formar parte de los próximos comicios.

 

Hacia las 20.50h, menos de hora y media después de su inicio, Junqueras cerraba su intervención, haciendo un llamamiento a dejar un “país más justo” a los niños. Justo después, se han escuchado gritos de “¡independencia!” por tercera vez en la noche y algunos asistentes también han coreado “president!, president!”. Por su parte, Artur Mas ha salido del Palacio de Congresos de Barcelona sin querer valorar la propuesta del líder de ERC, a pesar de que ha estado tomando notas durante el acto. En todo, la propuesta de lista unitaria que lanzó hace siete días, ha sido claramente rechazada por su todavía socio parlamentario.