Público
Público

La Junta de Andalucía frena la construcción de una gran balsa ilegal en Doñana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La consejera andaluza de Medio Ambiente, Cinta Castilo, anunció ayer que una gran balsa de riego de 200.000 metros cúbicos –que equivale al consumo de 3.500 personas durante un año, según WWF– que se estaba construyendo en el entorno del Parque Nacional de Doñana es ilegal y que sus responsables, agricultores particulares, serán multados con “la máxima sanción”.

Tractores y traíllas llevaban en torno a un mes trabajando en la zona. La gran balsa estaba prácticamente rematada cuando el pasado viernes la ONG ecologista WWF denunció su existencia. Estaba en uno de los lugares candidatos a convertirse en corredor ecológico dentro del Plan Especial de la Fresa de la Junta en Doñana, en fase de redacción y destinado a ordenar el cultivo y a mejorar los problemas de agua del Parque Nacional, al que vierten los arroyos de donde se extrae el agua para riego. En el entorno del Doñana existen más de 1.000 pozos ilegales, según dijo a Público Felipe Fuentelsaz, de WWF. La balsa, cuya construcción se frenó el mismo viernes, después de que el Seprona y Medio Ambiente constataran que no tenía “autorización alguna”, podría haberse llenado extrayendo agua de uno de estos pozos, según WWF.

En el entorno de Doñana, según un estudio de la ONG ecologista, elaborado comparando imágenes de satélite, hay 1.600 hectáreas de regadío más que en diciembre de 2003. Los corredores ecológicos del plan de la fresa permitirían conectar Doñana con el exterior y mejorar la situación de sus acuíferos.