Público
Público

La Junta Militar de Birmania acusa a Suu Kyi de ser deshonesta con el régimen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Junta Militar de Birmania (Myanmar) acusó hoy de "deshonesta" a la jefa de la oposición democrática y Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, el mismo día en el que se reunió con el enlace oficial del régimen.

La acusación de falta de integridad a Suu Kyi, que ha pasado 14 de los últimos 20 años bajo arresto domiciliario, se produce cuando habían crecido las expectativas de su posible puesta en libertad.

El régimen utilizó la prensa estatal para condenar la decisión de Suu Kyi de filtrar el contenido de las cartas que escribió al Gobierno en septiembre y noviembre para ofrecer su colaboración en conseguir que la comunidad internacional levante las sanciones.

"El intento de una parte de arrinconar a la otra con el uso deshonesto de los medios de comunicación puede retrasar la respuesta (...) Sus cartas sugieren su deshonestidad y están dirigidas a deslucir la imagen del Gobierno", dice el rotativo "La Nueva Luz de Myanmar".

La nota de prensa recuerda que Suu Kyi y su partido, la Liga Nacional para la Democracia (LND), llevan años pidiendo a la comunidad internacional que imponga sanciones a Birmania y presione a las autoridades.

Los escritos de Suu Kyi, de 66 años, estaban dirigidos al general Than Shwe, el presidente del Consejo de Estado para la Paz y el Desarrollo, el nombre que adoptó a mediados de la década pasada la Junta Militar.

Las misivas abrieron un cauce de diálogo entre la oposición democrática y el régimen, cuando Estados Unidos modificaba su política hacia Birmania e iniciaba contactos directos con los generales birmanos

Un portavoz de la LND defendió la buena voluntad con la que Suu Kyi ofreció su colaboración a las autoridades y alegó que las cartas, aunque remitidas a Than Shwe, no eran confidenciales.

Por su parte, el ministro birmano de Trabajo, el general Aung Kyi, se reunió durante 45 minutos con la opositora en la casa de huéspedes del Estado, aunque no transcendió el contenido de la conversación.

Es la tercera reunión que mantienen ambos desde que Suu Kyi, que fue condenada en agosto a otros 18 meses de arresto domiciliario, escribió la primera carta a Than Shwe.

Birmania es una dictadura desde la asonada de 1962 y no celebra elecciones parlamentarias desde 1990, cuando la LND ganó con más del 82 por ciento de los votos, aunque el resultado jamás fue acatado por los uniformados.

La Junta Militar se prepara para celebrar comicios legislativos en 2010 y la comunidad internacional, con la ONU al frente, ha pedido al régimen que para legitimar el referendo tiene primero que dejar en libertad a los cerca de 2.200 presos políticos, incluida Suu Kyi.