Publicado: 10.07.2014 10:48 |Actualizado: 10.07.2014 10:48

La justicia europea mantiene la multa de 152 millones de euros a Telefónica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) ha confirmado este jueves la multa récord de casi 152 millones de euros que la Comisión impuso a Telefónica en 2007 por abuso muy grave de posición dominante en el mercado español de banda ancha. La sentencia desestima en su totalidad el recurso de casación interpuesto por Telefónica y respalda la decisión del Ejecutivo comunitario de sancionar a la compañía y el fallo en primera instancia del Tribunal General de marzo de 2012, que ya rechazó los argumentos de la compañía española.

Bruselas justificó la multa alegando que, entre 2001 y 2006, Telefónica cobró a sus rivales precios excesivos por el alquiler de su infraestructura de red, dejándoles un margen de beneficios insuficiente para competir. La Comisión consideró que, con estas prácticas, el operador histórico español debilitaba a sus rivales, dificultando que mantuvieran su presencia y su crecimiento, y les obligaba a incurrir en pérdidas si querían igualar los precios minoristas de Telefónica. El resultado es que los consumidores españoles pagaban por el acceso a la banda ancha un 20% más que el promedio comunitario.

 La decisión de hoy contradice la recomendación de uno de sus abogados generales, que aconsejó que se revisase el caso al considerar que el Tribunal General no examinó con suficiente profundidad el cálculo de la multa impuesta a Telefónica. Sin embargo, los jueces entienden que el Tribunal General sí llevó a cabo un control en profundidad de la decisión de la Comisión, así como que la Comisión demostró la existencia de efectos contrarios a la competencia. Tras recibir una denuncia de Wanadoo, la CE concluyó en 2007 que Telefónica había abusado de su posición dominante. Señaló que la compañía había estrechado los márgenes entre los precios minoristas de acceso a la banda ancha en el mercado español de los consumidores en general y los precios mayoristas de acceso a la banda ancha a escala regional y nacional.

La CE confirmó que se trataba de un abuso de una posición virtualmente monopolística que debía ser calificado de "muy grave", por lo que reclamó a Telefónica una multa de 151,8 millones de euros, cuyo importe de base para el cálculo se fijó en 90 millones de euros. Mediante su sentencia, el Tribunal de Justicia desestima en su totalidad el recurso de casación de Telefónica y mantiene inalterada la sanción financiera impuesta por la CE.