Público
Público

La Justicia francesa aumenta a 7 años una de las penas contra "Josu Ternera"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal de Apelación de París aumentó hoy a siete años de cárcel la pena en rebeldía de cinco años dictada en primera instancia a comienzos de 2010 contra el dirigente etarra José Antonio Urruticoetxea, "Josu Ternera", que se encuentra en busca y captura desde 2002.

Los jueces en apelación se alinearon con la petición de la fiscalía, que había solicitado el incremento de la condena a siete años para tener en cuenta el nivel jerárquico que Urruticoetxea ha desempeñado en la organización terrorista.

"Josu Ternera" había sido inicialmente sentenciado a cinco años el pasado 7 de enero por el Tribunal Correccional de París junto a su hijo, Egoitz -que a su vez fue condenado a cuatro años- por pertenencia a una organización terrorista.

El recurso del Ministerio Público tras ese dictamen del Tribunal Correccional se basó en el argumento de que "Josu Ternera" "es uno de los dirigentes históricos" de la banda con un largo historial delictivo.

También había aludido a "su posición conocida en la jerarquía", es decir, porque se le ha considerado "el dirigente político" de la organización desde que fue capturado en octubre de 2004, en el suroeste de Francia, el que ocupaba ese puesto, Mikel Albisu, que precisamente está siendo juzgado ahora en París.

En Francia, "Josu Ternera", nacido en 1950 en la localidad vizcaína de Miravalles, fue condenado en 1990 a diez años de cárcel y entregado en 1996 a España, donde estuvo en prisión preventiva hasta el año 2000, cuando salió en libertad sin cargos.

Al año siguiente, sin embargo, la Audiencia Nacional le inculpó como responsable de la asociación Ekin y en 2002 -cuando se dio a la fuga- como presunto inductor del atentado contra la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza, en el que murieron once personas en diciembre de 1987.

"Josu Ternera" no compareció hoy a la lectura de su sentencia por el Tribunal de Apelación, como tampoco lo había hecho ante el Correccional, donde tampoco había estado representado por un abogado.

Su hijo Egoitz, que tiene nacionalidad francesa, también se encuentra huido de la justicia desde el otoño de 2003. España ha lanzado contra él una demanda de extradición.