Público
Público

La Justicia francesa entregará a España a un presunto colaborador de ETA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal de Pau aceptó hoy entregar a las autoridades españolas al presunto colaborador de ETA Javier Irastorza "Barojo", detenido el pasado día 8 en función de una orden europea de detención emitida desde Madrid, informaron a Efe fuentes judiciales.

La defensa de Irastorza estudia si recurrirá ante el Tribunal Supremo la decisión de los jueces de Pau, precisaron sus abogados.

El Tribunal decidió, además, rechazar la demanda de liberación de Irastorza, que desde su arresto se encuentra recluido en la prisión de Seysses, cerca de Toulouse (sur).

En caso de no apelar la sentencia, "Barojo" será entregado a las autoridades españolas en los diez días siguientes a la notificación del veredicto, que tendrá lugar entre mañana y el jueves, indicaron las fuentes.

Si acuden al Supremo, el Tribunal puede estudiar el caso durante un mes.

Irastorza, de 50 años, fue arrestado a petición de España a la puerta de su domicilio en la localidad vascofrancesa de Ciboure el pasado día 8, sin que fuera armado ni opusiera resistencia.

La orden de detención europea emitida por España se refiere a un presunto delito de colaboración con la banda, al sospechar que "Barojo" pudo albergar y transportar por suelo francés a miembros de ETA.

El pasado día 20, la Fiscalía del Tribunal de Pau se había mostrado favorable a la entrega a España, mientras que la defensa se mostró en contra al considerar que los hechos que se le reprochan habían prescrito.

Fuentes de la lucha antiterrorista española consideran a "Barojo" como presunto colaborador del "comando Donosti" de ETA en los años 90.

Las Fuerzas de Seguridad creen también que "Barojo", natural de la localidad guipuzcoana de Beasain, formó parte de un grupo de apoyo del "comando Donosti" a mediados de los años 90.

Tras la caída del "Donosti" en abril de 1996, huyó a Francia, donde fue detenido en noviembre de 1997 junto a otros tres etarras en la localidad de Orleans, en el centro del país, y cumplió una condena de siete años.